Fernández asegura que el PSOE es la única fuerza que puede gobernar en Asturias

El candidato socialista a la presidencia del Principado reitera que "ahora no hay gobierno" en la comunidad autónoma

El candidato del PSOE a la Presidencia del Principado, Javier Fernández, ha afirmado hoy que no sólo cree que el PSOE será el partido más votado en las elecciones autonómicas del 25 de marzo, sino que también podrá gobernar la comunidad.

Fernández ha hecho estas declaraciones a raíz de sendos sondeos electorales que mantienen que el PSOE será el partido más votado de Asturias, pero que la mayoría parlamentaria la  mantendrían los votos sumados de PP y Foro, el partido que lidera Francisco Álvarez-Cascos.

Fernández, que siempre se muestra reacio a hacer reacciones a las encuestas o sondeos, ha señalado que en este caso el PSOE aparece en todas como ganador en votos y escaños y que eso, sumado a las sensaciones que tiene desde el inicio de la campaña, le llevan a pensar que también podrán formar gobierno.

"Mi sensación y la del partido, y creo que también la de la ciudadanía, es que somos las fuerza que va a ganar las elecciones y además la única que puede formar gobierno y gobernar Asturias", ha

dicho en declaraciones a los periodistas tras visitar el mercado dominical de Grado.

En su opinión, la gente tendrá en cuenta de que "ahora no hay gobierno" y que eso "es lo peor que puede ocurrir en una comunidad, y más en esta situación" de crisis. Ha añadido que, el hecho de que los socialistas estén por delante en los sondeos y que los asturianos planteen que es la

fuerza ganadora le permiten pensar que van en la buena dirección y que podrán formar gobierno porque son la "única fuerza política en condiciones de hacerlo".

Fernández, que continúa hoy por Grado, Las Regueras, Degaña o Pola de Lena, el periplo que le llevará a recorre los 78 concejos asturianos en seis días, ha afirmado hoy que su compromiso con el mundo rural es total.

Así, ha afirmado que es preciso desarrollar políticas que favorezcan la diversificación económica de la zona rural y que permitan el asentamiento de la población porque "si no hay personas

no hay territorio".

De su contacto con los concejos más pequeños y menos poblados de la región, que son la gran mayoría, ha señalado que está viendo que "la gente es muy sensata y no pide grandes infraestructuras, ni cosas raras" "Piden seguridad, un gobierno que les gobierne y que cuando miren hacia lo colectivo, a las instituciones, puedan ver allí eficacia y esperanza, y naturalmente empleo, las condiciones para poder quedarse a vivir donde están", ha añadido.