Fuensanta Coves elegida por unanimidad presidenta del Parlamento

Anima a los diputados a "ganar día a día" la "representatividad real" del Parlamento para evitar "lejanía social"

La socialista Fuensanta Coves resultó elegida pasadas las 12.30 horas por unanimidad de los 109 diputados como nueva presidenta del Parlamento andaluz en la VIII legislatura, con lo que se convierte en la segunda mujer que ocupa este cargo tras su antecesora, la también socialista María del Mar Moreno.



Coves recibió el apoyo como presidenta de los 109 diputados de la Cámara en la primera votación de la sesión constitutiva de la Cámara merced al acuerdo cerrado anoche entre los tres grupos políticos, PSOE, PP e IULV-CA, sobre la composición de la Mesa de la Cámara y la presidencia de las comisiones parlamentarias. 



“MODERACIÓN Y DIÁLOGO”



La nueva presidenta del Parlamento andaluz trasladó a todos los diputados tras su elección unánime por el Pleno de la Cámara el "reto de autoexigencia" de "ganar día a día" la "representatividad real" de los ciudadanos que los han elegido en las urnas para "ahuyentar uno de los peligros que acechan a la democracia: el desapego y la lejanía social hacia sus instituciones".



En su primera intervención como presidenta de la Cámara, Coves defendió además los valores de "la moderación y el diálogo" como principales avales del trabajo parlamentario y se comprometió a "buscar activamente el consenso" desde su nueva responsabilidad, llegando a garantizar que abrirá "de para en par las puertas" de su despacho, al tiempo que lanzó dos propuestas novedosas: la creación de un foro para la reflexión "que dé cabida a personalidades que ilustren la vida parlamentaria" y "explorar la posibilidad de conciliar paternidad o maternidad con el quehacer parlamentario".



La nueva presidenta del Parlamento inició su discurso expresando su agradecimiento por el apoyo unánime de los grupos a su designación y su "admirado reconocimiento" a su antecesora en el cargo, la también socialista María del Mar Moreno, y resaltando que la "justificación última" de la Cámara "no debe ser otra que dar respuesta a los problemas que viven los ciudadanos de Andalucía".



En este sentido, Coves propuso a todos los diputados un "reto de autoexigencia" basado en el "contraste permanente de la representatividad legal que se nos ha otorgado con la capacidad de representar realmente a la sociedad", ya que señaló que "en la medida que seamos sinceros en este análisis, podremos ahuyentar uno de los peligros que acechan a la democracia: el desapego y la lejanía social hacia sus instituciones".



"La representatividad legal tiene una vigencia de cuatro años. La representatividad real hay que ganársela día a día", advirtió la nueva presidenta de la Cámara, que resaltó además que la "activa participación" de los ciudadanos en las urnas el pasado 9 de marzo "debe reforzar, una vez más, nuestro compromiso personal e institucional para hacernos más presentes en sus preocupaciones diarias".