Garmendia: la Ley de la Ciencia será clave para un nuevo modelo productivo más sostenible

Destaca que la nueva norma pretende consolidar a España entre los países con mayor producción científica del mundo

La futura Ley de la Ciencia será, junto con la Ley de Economía Sostenible, "clave" para construir un nuevo modelo productivo, más sostenible y estable a largo plazo, según la ministra de Ciencia, Cristina Garmendia.

Garmendia ha hecho estas reflexiones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que ha aprobado el anteproyecto de Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, un texto con un "marcado carácter reformista", según la ministra, que ha apuntado en ese sentido que modificará un total de once leyes.

La titular de Ciencia ha destacado que la nueva norma pretende consolidar a España entre los países con mayor producción científica del mundo (en la actualidad ocupa el noveno lugar) y mejorar su capacidad para transformar ese conocimiento en innovación.

Ha explicado que para que la nueva ley contribuya a construir un nuevo modelo productivo se facilitará la participación del sector privado en la investigación, un aspecto del sistema español de I+D+i que a su juicio no se ha desarrollado suficientemente durante las últimas décadas.

Cristina Garmendia se ha referido a los cambios que se han producido en España durante los últimos quince años (desde que se aprobó la actual Ley de Ciencia).

Ha citado en ese sentido la consolidación de sistemas autonómicos de I+D+i, la multiplicación del número de investigadores, el crecimiento de los recursos que se dedican a la investigación y la integración en el espacio europeo.

Cristina Garmendia ha subrayado que el anteproyecto prevé la eliminación del sistema de becas del sistema público de investigación y el establecimiento de un contrato temporal desde la fase formativa previa al doctorado con todos los derechos, entre ellos el derecho al paro o a la baja por maternidad.

"Donde antes había becas, ahora habrá contratos", ha dicho la ministra en la rueda de prensa, y ha precisado que hasta ahora la edad media para que un científico accediera a un puesto fijo en un centro de investigación era de 39 años, y que con la nueva ley será de 34 años.

La ley, ha explicado la ministra, favorecerá la movilidad entre universidades y organismos científicos como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y también del sector público al privado, y para ello prevé excedencias especiales para científicos que quieran crear empresas de base tecnológica.

Para tratar de captar científicos extranjeros, el nuevo texto prevé un nuevo contrato especial para investigadores distinguidos.

La ministra se ha referido a la marcha del oncólogo Josep Baselga al General de Massachusetts de Boston, y ha enmarcado este tipo de traslados en la práctica internacional.

Garmendia ha valorado la marcha de Baselga a uno de los hospitales de referencia a nivel mundial, ha subrayado que muchos científicos extranjeros se han incorporado a centros de investigación en España y ha concluido que lo importante es que el balance final de retención y atracción de "talentos" sea positivo.

Para conseguir mayores niveles de eficiencia y eficacia del gasto público en investigación y desarrollo, la ley prevé la creación de la Agencia Española de Investigación, un organismo que según la ministra realizará una gestión "más ágil, flexible, estable y eficiente" de esos recursos.

La ministra ha incidido en que uno de los objetivos principales de la ley es el de contribuir a cambiar el modelo pr...