Gaspar Zarrías: No queremos ayuntamientos que sean meras oficinas administrativas bajo la tutela del ministro de turno

Reunión en el Congreso entre la oposición y alcaldes para presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de la Reforma Local

Once partidos de la oposición han sellado un acuerdo para que 3.500 ayuntamientos de todo el país que representan a 15 millones de habitantes presenten un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Reforma Local. Según sus promotores, será la primera vez que se utilice este mecanismo de impugnación previsto en la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional bajo la denominación de Conflicto en Defensa de la Autonomía Local.

La iniciativa surge con el respaldo de la inmensa mayoría de la oposición --PSOE y PSC, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Unión, Progreso y Democracia (UPyD), CiU, ERC, BNG, Coalición Canaria-Nueva Canarias, y Compromís-Equo--. Los nacionalistas vascos no se han unido puesto que la Ley de Reforma local no afecta a sus territorios.

El Secretario de Política Municipal del PSOE, Gaspar Zarrías, ha asegurado que la reforma del gobierno local del Ejecutivo del Partido Popular es “una ley regresiva” que va a provocar “todo los de lo que entendemos que deben de ser los ayuntamientos: instituciones al servicio de los ciudadanos, con capacidad para poder resolver los problemas de la gente desde la cercanía y desde el conocimiento de las demandas ciudadanas”.

“No queremos ayuntamientos que sean meras oficinas administrativas bajo la tutela del ministro de turno, de ahí que planteemos el conflicto en defensa de la autonomía local porque entendemos que la ley que se aprobó en diciembre del pasado año lesiona gravemente el principio constitucional de autonomía local”.

Zarrías ha realizado estas declaraciones tras la reunión en el Congreso entre varios diputados de todas estas formaciones con varios alcaldes de las mismas para perfilar el contenido del recurso y constatar que contarán con el apoyo necesario para poder presentarlo.

La Ley Orgánica del Tribunal Constitucional establece como requisitos que la impugnación cuente con el respaldo de al menos un séptimo del total de ayuntamientos españoles, es decir, un mínimo de 1.160 municipios, y que éstos representen a su vez al menos a una sexta parte de la población --7,6 millones de habitantes--.

El socialista ha avanzado que esas condiciones se cumplirán con creces porque los partidos que impulsan el recurso lograrán reunir a unos 3.500 ayuntamientos donde viven 15 millones de habitantes. Zarrías confía en que sea la primera vez que se logre utilizar esta herramienta tras el intento que se hizo en 2002 contra la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada por el Gobierno de José María Aznar, que finalmente no fructificó por deficiencias formales.