Gaspar Zarrías propone al PP "revocar la ley de Grandes Ciudades" para reducir gastos en personal

Advierte al PP de que el PSOE “no está dispuesto a criminalizar a los ayuntamientos de nuestro país haciéndoles responsables de la deuda y el déficit” y que dirá ‘No’ a la privatización y el desmantelamiento de los servicios públicos locales _x000D_

El Secretario de Ciudades y Política Municipal, Gaspar Zarrías, ha propuesto al PP “revocar la ley de Grandes Ciudades” para reducir gastos en el capítulo de personal y ha explicado que esta ley “es la que abre la mano al crecimiento desmesurado del personal eventual, de confianza y a los altos cargos”, por lo que con su derogación “ahorraremos más” que con cualquier otro movimiento.

En una rueda de prensa en Mérida, Zarrías ha respondido a las propuesta que ayer formuló el PP de cara a la reforma de la Ley de de Bases de Régimen Local y ha señalado que la Ley de Grandes Ciudades nació con Aznar “para dar gusto al entonces alcalde de Madrid, y no solo no ha resuelto ninguno de las grandes ciudades, sino que ha generado un gasto importante”.

Zarrías quiso dejar claro que “los socialistas no estamos dispuestos a criminalizar a los más de 8.000 ayuntamientos de nuestro país haciéndoles responsables de la deuda y del déficit que tiene el Estado español”; y añadió que “es la deuda de las CCAA la que está asfixiando en estos momentos a los ayuntamientos”.

“Los ayuntamientos son las únicas administraciones públicas que, en el pasado ejercicio, cumplieron con los objetivos de deuda y de déficit. Si queremos aliviar las cuentas rebajando el número de concejales –como propone el PP- hay que decir que de los 68.000 concejales que hay, más de 60.000 no cobran un solo euro”, por lo que lo único que se lograría con esta medida es “restar representatividad a los ciudadanos, acabar en muchos casos con las minorías” y perjudicar “la calidad democrática de nuestros ayuntamientos”.

“Si todo esto es un intento de distracción para ir paulatinamente privatizando y desmantelando los servicios públicos que se prestan al ciudadano por la administración más cercana y a la que primero acude la gente”, como son los ayuntamientos, “ahí vamos a decirle al PP que no”. “Si se trata de hacer ruido por un lado para que no se vea lo otro, vamos a estar atentos”, dijo Zarrías, quien subrayó que los socialistas “estamos en contra del desmantelamiento y de la privatización por la privatización de los servicios públicos que se prestan por los ayuntamientos” y, por tanto, “no vamos a ser cómplices de un nuevo hachazo al Estado del bienestar, en este caso, en el tronco de los ayuntamientos”.

Abiertos al diálogo y a la reforma

En cualquier caso, Zarrías aseguró que “desde el PSOE estamos abiertos a la negociación y al acuerdo con el PP” y “con todas las fuerzas políticas” para reformar; una reforma que, tras 30 años de vigencia de la norma, debe ser “profunda”, “con vocación de permanencia”, válida para “momentos de dificultad económica o de crecimiento” y no quedarse “en un mero parche”.

El PSOE –dijo- está dispuesto a hablar con el PP “de todo, desde el sentido común”, para “hacer unos ayuntamientos más eficaces, eficientes y austeros” y para ello –dijo- proponemos: “clarificar las competencias, evitar solapamientos, definir el papel de los ayuntamientos y el de las diputaciones, hablar de financiación local –porque si no estaríamos hablando en el air”- y hablar de transparencia y buenas prácticas”.

“Los socialistas estamos dispuestos a hablar de todo, de lo que ya hemos trasladado al Partido Popular, y tambié...