Gobierno y PSOE deploran el gesto de José María Aznar

Leire Pajín cree que Aznar intentó "rescatar" a Rajoy tras su enésima derrota parlamentaria y recuerda que Zapatero ha defendido al ex presidente en varias ocasiones, incluso fuera de España

Diversos dirigentes del PSOE y del Gobierno deploraron el gesto del ex presidente del Gobierno, José María Aznar, a unos manifestantes ayer en Oviedo.

Las críticas a Aznar condenan no sólo por su gesto, dedo corazón en alto, con el que respondió a las burlas de varios estudiantes en Oviedo, sino por sus acusaciones contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que le acusó de haberse "fundido" España y de no poder ejercer como "capitán de los bomberos" porque es "el jefe de los pirómanos".

DE LA VEGA

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, advirtió hoy al ex presidente del Gobierno José María Aznar que su "desmesura" en las declaraciones "puede dañar la imagen de España" y además "ponen en cuestión" la capacidad de recuperación del país. De la Vega también censuró el gesto que realizó Aznar con el dedo porque "contraviene las normas básicas de respeto hacia las legítimas diferencias".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega reconoció su desacuerdo con las declaraciones en las que ayer Aznar defendía que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no tiene autoridad moral porque los socialistas "se han fundido el país".

"Aznar acostumbra a realizar expresiones tan grandilocuentes como faltas de contenido -censuró la vicepresidenta-. Sus expresiones no merecerían comentario si no fuera porque con su desmesura puede dañar la imagen de España y pone en cuestión la capacidad de recuperación del país en un momento de crisis mundial".

De la Vega subrayó que este tipo de actitud "no parece razonable" en alguien que ha estado al frente del Gobierno y reconoció estar "apenada" por la imagen del ex jefe del Ejecutivo ayer en la en la Facultad de Económicas de la Universidad de Oviedo, donde acudió invitado por Nuevas Generaciones de Asturias.

En este contexto, la vicepresidenta censuró también el gesto con el dedo con el que Aznar respondió a unos estudiantes que estaban reprochándole su gestión y quiso dejar claro que el Gobierno "no comparte este tipo de comportamiento" porque "contraviene las normas básicas de respeto hacia las legítimas diferencias que existen en una democracia plural" como la española.

A su juicio, las discrepancias y la defensa de las ideas debe hacer siempre "desde la palabra y el respeto" y nunca a través del "insulto". "Su gesto no ayuda mucho a mantener la idea de respeto", lamentó De la Vega.

LEIRE PAJÍN

Así, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, que participó en el mismo acto, opinó que las palabras del ex presidente "dicen mucho de cómo es" porque Zapatero "en numerosas ocasiones ha hablado de él defendiéndole, incluso fuera de España".

A su juicio, lo que Aznar intentó ayer con sus críticas al Gobierno fue "rescatar" a Rajoy después de la derrota que, según los socialistas, sufrió el líder del PP en su debate con Zapatero el miércoles en el pleno del Congreso.

ELENA VALENCIANO

Por su parte, la secretaria de Política Internacional del partido, Elena Valenciano, tachó al ex presidente de "patético", "autoritario, deslenguado, maleducado y resentido&q...