Gómez promete el "máximo esfuerzo" para retrasar la jubilación con el acuerdo de los Grupos Parlamentarios

Garantiza los "mayores esfuerzos" para acometer las reformas pendientes en materia laboral a través del diálogo social

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha asegurado que el Gobierno va a realizar el "máximo esfuerzo" para hacer compatible la propuesta de elevar la jubilación por encima de los 65 años con las posiciones de los grupos del Pacto de Toledo.

Durante su primera comparecencia en la Comisión de Trabajo e Inmigración en el Senado, Gómez también quiso garantizar los "mayores esfuerzos" para acometer las reformas pendientes en materia laboral a través del diálogo social, con el fin de buscar el "mayor acuerdo" de sindicatos y empresarios. Eso sí, se reafirmó y advirtió de que estas negociaciones no pueden "interrumpir" el "calendario de reformas".

Ante el "reto" del "importantísimo" incremento de la población con más de 65 años, el ministro calificó de "ineludible e inaplazable" la reforma de las pensiones por su contribución a la estabilidad presupuestaria y la recuperación económica.

Así, reiteró la necesidad de dificultar las prejubilaciones, ampliar el periodo de cálculo de las prestaciones y elevar la edad legal del retiro más allá de los 65 años, considerando a esta última como la "fórmula más efectiva" para afrontar el "reto demográfico".