Griñán: "Sin indicios ni hechos imputables se coloca a siete aforados en total indefensión"

Alerta del daño “político y de reputación” causado por la difusión, por parte del PP y antes de que haya notificación oficial, del último auto de la juez Alaya, pese a que “no hay imputación” porque “no hay principios de prueba” ni remisión de la causa al tribunal competente _x000D_

El secretario general del PSOE de Andalucía, Pepe Griñán, también presidente federal socialista, ha denunciado hoy tras el último auto de la juez de Instrucción Mercedes Alaya difundido que “sin indicios, hechos imputables ni pruebas se ha colocado a siete personas aforadas mencionadas en una situación muy difícil al quedar en total indefensión ante la opinión pública por la utilización ruidosa y sin fundamento de la palabra ‘imputado’ y por la tergiversación del artículo 118 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal”.

Para el ex presidente de la Junta, este último auto resulta “inclasificable desde el punto de vista procesal”, toda vez que “no hay imputación, no hay petición de imputación, no hay hechos objeto de imputación individual, no hay indicios, no hay principios de prueba, no hay remisión de la causa al órgano jurisdiccional competente”.

Así las cosas, y aún a la espera de una notificación oficial porque “me he enterado por la prensa”, ha cuestionado “¿por qué este auto? ¿Por qué se difundió el día 10 sin habérselo hecho saber a los mencionados? ¿Por qué se difundió en el momento exacto de la toma de posesión del nuevo Gobierno por el Partido Popular, que lo entregaba en rueda de prensa con su argumentario sin que lo conociéramos ni los citados en el auto, ni los letrados de las partes personadas?”.

Griñán ha insistido en que el auto “se limita a usar la palabra imputado sin imputar a nadie”, causando desconcierto y permitiendo “cualquier especulación”. Ha subrayado que esta actuación judicial no sólo “no procede” porque el aforamiento de las personas señaladas deja sin competencias al Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, sino también porque “no hay razones para solicitar la imputación a quien pudiera hacerlo”.

Riesgo de prevaricación de la magistrada

El responsable socialista ha afirmado que la instructora no hace imputaciones “porque no las hay”, y ha apuntado que, “si hubiera indicios o principios de prueba para imputar y no hubiera elevado la causa, la jueza habría incurrido en prevaricación, algo descartable y que nos lleva lógicamente a que no hay indicio alguno para pedir la imputación”.

Ha explicado que el artículo 118 bis de la Ley de Enjuiciamiento Civil al que se refiere el auto abre la vía a personas denunciadas o querelladas, “sin que en este caso haya denuncia o querella que narre qué delito se imputa para ejercer la defensa”. De hecho, ha considerado innecesario que la juez recuerde este precepto legal porque “no añade nada jurídicamente” y “no modifica la situación procesal” de los afectados, pero sí “ha provocado otros efectos en lo mediático y en lo político y daños personales innecesarios en nuestra reputación”.

En su opinión, resulta “sarcástico” que en el auto “se hable de reducir la presión mediática sobre los aforados y que se difunda sin notificación alguna el mismo día en que se constituye el nuevo Gobierno”. Ha calificado también de “chocante” que “se diga que las diligencias puedan producir un efecto multiplicador por la influencia negativa de los medios de comunicación sobre los aforados, porque no creo que los medios tengan ninguna influencia negativa si no se les conduce a confusión. Los efe...