Hernado lamenta que el PP insista en su "cruzada contra el Estado" en lugar de lanzar una cruzada "contra la presunta corrupción de un buen número de sus dirigentes"

El dirigente socialista responde a Ana Mato que” inventar conspiraciones es una especialidad del PP, cuando es incapaz de dar la cara y de asumir responsabilidades”

El Secretario de Ciudades y Política Municipal, Antonio Hernando, ha lamentado que el PP se empecine en su “particular cruzada contra el Estado de Derecho, en lugar de emprender una cruzada en contra de la presunta corrupción de un buen número de sus dirigentes”.

En contestación a la dirigente del PP Ana Mato, que hoy insistió en una rueda de prensa en sus acusaciones de persecución a dirigentes de su partido, Antonio Hernando ha recordado que el PP “sigue sin presentar pruebas ni denuncias sobre las supuestas escuchas ilegales a políticos del PP; ni dice a quién, ni cuándo se han producido, ni cómo, ni quién ha realizado esas escuchas; simple y llanamente porque todo es un monumental bulo para eludir sus crecientes responsabilidades por graves delitos de corrupción”.

“Las escuchas al PP son tan falsas y suponen un engaño tan burdo y masivo como la conspiración que el PP, inventó y defendió, sobre los atentados del 11-M o las armas de destrucción masiva que Rajoy defendió en el Congreso de los Diputados. Inventar conspiraciones es una especialidad del PP, cuando es incapaz de dar la cara y de asumir responsabilidades”, agrega Hernando.

“Frente a los crecientes datos, procesos e imputados por corrupción dentro del PP, Rajoy y los dirigentes populares han montado una magnífica operación veraniega de tomadura de pelo a la ciudadanía, inventándose unas supuestas escuchas sobre las que no presentan ni un dato, ni una prueba, ni un nombre, nada de nada, como hoy le han recordado los periodistas a Ana Mato. El PP tendrá que dar explicaciones y asumir responsabilidades por la falsedad de su denuncia y por el daño que la misma puede causar al Estado de Derecho y a sus instituciones”, añade.

“En lugar de emprender una cruzada contra el Estado de Derecho, las instituciones, la Fiscalía, Juzgados y Tribunales de diferentes ámbitos y las FCSE, lo que tiene que hacer Rajoy es iniciar de forma urgente una cruzada a favor de la honradez, la limpieza y en contra de la presunta corrupción de un buen número de sus dirigentes”, insiste.