Hernando acusa al Gobierno español de dejar que los defraudadores "se rían" de quien está pagando el IRPF

El secretario de Política Autonómica del PSOE, Antonio Hernando, acusa al Gobierno central de dejar que los defraudadores "se rían" de todos los españoles que se encuentran, en estos momentos, en la campaña del Impuesto sobre la Renta (IRPF).

Hernando ha acudido este martes a Logroño para mantener una reunión de trabajo con miembros de la Comisión Ejecutiva regional del PSOE encabezados por su secretario general, Cesar Luena, así como con diputados socialistas en la Cámara riojana.

En rueda de prensa junto a Luena ha analizado la publicación, ayer, en el Boletín Oficial del Estado, de la orden ministerial que concreta el decreto-ley para la regularización de activos ocultos; "la amnistía fiscal", en palabras del socialista.

En el BOE se señala que podrán presentar "la declaración tributaria especial" los contribuyentes del IRPF, del Impuesto sobre Sociedades o del Impuesto sobre la Renta de no Residentes los titulares de derechos que correspondan a rentas no declaradas.

Para Hernando, "no hay derecho" a que, en plena campaña de presentación de la declaración de la renta, mientras el resto de españoles paga "religiosamente" este impuesto, el Gobierno diga que "se puede blanquear dinero negro a bajo coste".

En su opinión, además, se trata de una "llamada a un fraude masivo y premeditado". De hecho, se trata, para Hernando, de la medida "más injusta" de las aprobadas por el presidente español Mariano Rajoy.

En su visita a Logroño, también ha considerado que el presidente riojano, Pedro Sanz, debería exigir la convocatoria de una Conferencia de Presidentes para "conocer el papel de las comunidades en los recortes y de cara al crecimiento y a las políticas de empleo".

SENTIMIENTO DE INCERTIDUMBRE

El responsable de Política Autonómica del PSOE, por otro lado, ha definido la situación que se vive, ahora, en España como de "delicadísima".

"Los ciudadanos tienen un profundo sentimiento de incertidumbre", ha dicho, y sienten "temor hacia el futuro cercano: los universitarios no saben si podrán pagar las matrículas y quienes tienen trabajo si lo van a mantener".

Por su parte, Luena ha definido el primer año de Gobierno del PP como "en blanco" y ha señalado el "fracaso claro de la política de empleo de la Comunidad Autónoma; y el descenso radical de la inversión pública".