Hernando denuncia una “estrategia conjunta de PP y Podemos contra el PSOE y el intento de ocultar su pasado: Rajoy el de la corrupción e Iglesias el del radicalismo y el oportunismo”

“Sería un desastre condenar a España a pasar de un extremo a otro, de Rajoy a Iglesias”, advierte el portavoz socialista en unas declaraciones en León.

15/06/2016

El portavoz del Comité Electoral, Antonio Hernando, ha denunciado hoy la “coincidencia de estrategia entre PP y Podemos para atacar al PSOE e intentar destruirlo”, que se está viendo durante la campaña electoral.

 

Además, para Hernando, “ambos partidos coinciden en su intento de esconder su pasado: Rajoy el de la corrupción e Iglesias el del radicalismo, el chavismo, el marxismo, el populismo y el oportunismo”.

 

“Sería un desastre condenar a España a pasar de un extremo a otro, de Rajoy a Iglesias”, ha advertido el portavoz socialista para quien “la única opción de cambio seguro y digno” para garantizar las pensiones, las becas, la seguridad de los trabajadores, un empleo de calidad y recuperar derechos y salarios dignos, es la que encarna el PSOE y Pedro Sánchez.

 

Por ello, ha reclamado “un voto por el cambio, sin intermediarios, para que, tras el 26J, podamos tener cuanto antes un gobierno de progreso y de cambio”.

 

En declaraciones realizadas hoy en su visita a León, ha expresado la solidaridad y el apoyo del PSOE a los cuatro mineros encerrados, “que están defendiendo su derecho a trabajar en la minería frente a un PP que no ha hecho nada por el carbón en esta legislatura y ha incumplido todos sus compromisos”.

 

El dirigente socialista ha recordado que “también en el combate frente a la minería del carbón PP y Podemos han hecho una pinza, mientras los socialistas no vamos a permitir que se extinga un sector estratégico por el que vamos a seguir luchando los próximos años”.

 

Hernando ha reclamado a la ministra de Agricultura que, “en lugar de presumir ayer en su visita a la zona, debería avergonzarse y pedir perdón por todo el daño que ha hecho al sector agrícola y, sobre todo, al lácteo, que lo está pasando muy mal y tiene que vender por debajo del coste de producción, lo que es inaceptable”.