Hernando: “La Ley garantiza un alto nivel de protección internacional a las personas en situación de vulnerabilidad”

“Hoy damos un mensaje: ofrecemos y damos protección a aquellos que verdaderamente lo necesitan”, afirma

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves definitivamente, con las enmiendas introducidas en el Senado, el Proyecto de Ley reguladora del Derecho de Asilo y de la Protección Subsidiaria con el voto favorable de todos los grupos parlamentarios, excepto una abstención de UPyD.

El portavoz socialista de Interior y ponente de la ley, Antonio Hernando, ha mostrado su satisfacción por la aprobación de esta ley que ha calificado de “muy importante” porque “cumple el objetivo de garantizar un alto nivel de protección internacional a las personas en situación de vulnerabilidad”.

En su intervención, Hernando ha destacado que esta ley “contribuye a defender y proteger a los que son perseguidos, a los que ven vulnerados sus derechos humanos o tienen temor a ser víctimas de una violación de esos derechos”.

“Hoy damos un mensaje: ofrecemos y damos protección a aquellos que verdaderamente lo necesitan”, ha recalcado.

Hernando ha defendido la necesidad de esta modificación, que se produce 25 años después de la aprobación de la primera ley y que sólo ha contado con una modificación tras el Tratado de Maastricht, en el que se establece la base jurídica para la existencia de una política de asilo común.

Para Hernando, “con esta ley seguimos avanzando en el espacio europeo de libertad, seguridad y justicia y consolidamos el sistema europeo común de asilo” y ha advertido que “los que no están de acuerdo con una política de asilo común, nunca estarán de acuerdo ni con esta legislación ni con otra futura por lo que convendría que asumiesen que esto no tiene freno ni marcha atrás”.

Para el portavoz socialista, esta ley, que recoge 220 de las 375 enmiendas presentadas, además de las introducidas en el Senado y que se han aprobado hoy, es “fruto del consenso” y ha agradecido el trabajo de todos los grupos parlamentarios, así como el papel desempeñado por ACNUR y por las organizaciones no gubernamentales Amnistía Internacional, CEAR y ACEN.

Entre sus principales novedades, Hernando ha destacado la importancia de que la protección internacional no sólo se refiera al derecho de asilo, sino también a la protección subsidiaria, por primera vez en el ordenamiento jurídico.

Además, la nueva ley reconoce la protección subsidiaria como un estatuto con rango jurídico propio; establece como motivos de reconocimiento de la condición de refugiado el género, la orientación y la identidad sexual; así como los derechos de los solicitantes de asilo y de los refugiados.

Hernando ha destacado también el establecimiento de plazos para la inadmisión a trámite en el territorio, “porque obliga a la administración a responder en el plazo de un mes, pero, sobre todo, porque también beneficia al solicitante que no tiene que estar esperando que le inadmitan a trámite la solicitud”.

Para Hernando, la petición de asilo en embajadas y consulados, que contará con un apartado propio, mejora también con la nueva legislación.

Además, ha destacado la importancia de la figura del reasentamiento para que las personas que están en terceros países puedan venir con el estatuto de refugiados y el estatuto que se le concede a ACNUR, no sólo como organización especializada en la materia, sino también como fiscalizadora de los procedimientos de asilo.