Hernando: Zapatero dejó muy claro que frente a la crisis hay que “mantener la cohesión social” y “reformar la economía”

Considera “necesaria” la subida de impuestos ya que “si no metes dinero en la caja” es muy difícil seguir atendiendo a los grandes servicios públicos o a las infraestructuras

Antonio Hernando, Secretario de Ciudades y Política Municipal del PSOE, se ha referido esta  al debate sobre la situación  económica que tuvo lugar este miércoles en el Congreso y ha asegurado que Zapatero dejó muy claro que los “grandes objetivos” son: “mantener la cohesión social”, es decir, “proteger a los que peor lo están pasando en esta crisis” y “reformar la economía” con la Ley de Economía Sostenible.

Según Hernando –que fue entrevistado en la cadena COPE-, Zapatero repasó todas las medidas adoptadas en los últimos meses y las que se van a seguir tomando para hacer frente a la crisis, demostrando así que “a cada situación se le ha dado una respuesta”.

Respecto a la anunciada subida de impuestos Hernando explicó que es necesaria “porque si no metes dinero en la caja es muy difícil seguir sacando dinero para atender a muchas necesidades, a los servicios sociales, a las grandes infraestructuras -absolutamente necesarias para seguir modernizando nuestra economía y seguir mejorando nuestra competitividad-, o a los grandes servicios públicos que son la seguridad y la defensa”.

El Gobierno socialista, afirmó Hernando, actúa sobre la fiscalidad “sin dogmatismo”, porque entiende que “es una política instrumental y no un fin en sí mismo”. Recordó que “cuando se pudieron bajar impuestos se bajaron” --hasta 20.000 millones en la pasada legislatura- y que ahora que es necesario subirlos se va a pedir a los ciudadanos "un esfuerzo adicional de solidaridad”.

Hernando calificó de “contradictorias” algunas de las peticiones que ayer le formularon al Presidente los grupos parlamentarios, ya que unos le instan a que dialogue y otros a que ponga medidas encima de la mesa. Como ambas cosas son incompatibles, explicó, el Presidente lo que hizo fue “enunciar” una serie de iniciativas que luego se irán negociando en el Congreso, durante la tramitación de los Presupuestos Generales del estado para 2010 o en la Ley de Economía Sostenible.

Preguntado por la falta de apoyos que el resto de partidos habría mostrado al Gobierno en el debate, el dirigente socialista dijo haber percibido que “hay unos grupos que están más alejados, otros más cercanos” y también “algunos que van girando de posición”. Se trata de una “geometría bastante variable” que está en consonancia con la que desde el principio de la legislatura decidió trabajar tanto el Gobierno como el Grupo Parlamentario socialista.