Homenaje al militante socialista más veterano

Juan Durán Cerrato, un centenario extremeño que se afilió al PSOE el 1 de diciembre de 1928

Más de 200 personas rindieron homenaje el pasado 26 de marzo en el Sur de Francia, en el teatro de la “Colonia Española” en Beziers, al militante socialista más antiguo, Juan Durán Cerrato, un centenario extremeño que se afilió al PSOE el 1 de diciembre de 1928.

La velada comenzó con la representación de la obra “Entre rabia y nostalgia”, producida por Floreal Durán e Israel Islas Herrera, en la que el actor Aurelien Charle interpretó los poemas de Juan bajo la dirección de Leonardo Alejandro Hincapié. A continuación, intervino el cónsul de España en Montpelier, Josep María Bosch Bessa, quien destacó el compromiso de miles de ciudadanos que han sido auténticos héroes de la libertad y a pesar de que han permanecido anónimos en la historia, la España de hoy les debe tanto como a los grandes nombres de nuestro país.

David Amado e Inma Ruiz, Secretario General y Secretaria de Organización respectivamente del PSOE Toulouse, agrupación de la que Juan es militante, destacaron el valor de una generación que supo mantener vivas las luces de la democracia, la justicia y la libertad en medio de la noche de la dictadura. Tras trasladarle el abrazo fraterno que el Secretario General del PSOE Europa, Javier Moreno, enviaba al homenajeado, se leyeron las cartas de homenaje de Leire Pajín, Cándido Méndez, Alfonso Guerra y Sergio Gutiérrez, Secretario General de JSE.

El acto terminó con las intervenciones del alcalde de Valverde de Llerena, Andrés Gómez, y de Ascensión Godoy Tena, Secretaria de Organización del PSOE de Extremadura, quien leyó una carta del presidente de Extremadura, el socialista Guillermo Fernández Vara.

Nacido en Valverde de Llerena (Extremadura) e hijo de campesinos, defensor de ideales nobles y generosos, trabajador incansable desde su infancia, Juan conoció la Guerra Civil, el exilio, los campos de concentración, la Resistencia en Francia y la lucha contra los nazis.

Después, el trabajo duro de tantos exiliados al borde de los caminos, trabajando una tierra que no era la suya. Durante todo ese tiempo y hasta el día de hoy mantuvo una creencia extraordinaria en la justicia, la democracia y la libertad, recorriendo el largo camino de muchos exiliados españoles en la reconstrucción de la UGT y el PSOE, fuerzas políticas y sindicales que serían fundamentales en la hora de la restauración de la democracia.