Hugo Morán alerta de que este informe confirma que la costa española corre un grave riesgo de degradación

Pide al Gobierno que paralice el reglamento de la Ley de Costas porque permite "la voladura programada del litoral español". Acusa al PP de usar su mayoría absoluta para amordazar las denuncias de la comunidad científica española, que ahora ve avaladas su tesis con este informe de la ONU._x000D_

El Secretario de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Hugo Morán, ha alertado de que la costa española ”un espacio de altísimo valor natural y uno de los mayores activos económicos del país, corre un grave riesgo de degradación”, como ha quedado demostrado en el último Informe del panel de expertos de cambio climático (IPCC) reunido en Japón, para presentar las conclusiones de sus trabajos de seguimiento del calentamiento del Planeta.

En este sentido, Morán ha pedido al Ejecutivo que “tenga en cuenta las contundentes razones” que la ONU difunde a modo de guía de acción para todos los países frente al Cambio Climático y suspenda el trámite del Reglamento de la Ley de Costas porque permite “la voladura programada del litoral español”.

 

Morán ha recordado que “lo que nos dicen los expertos de la ONU no es distinto de lo que científicos y organizaciones ambientales españolas advertían al Ejecutivo hace dos años, en el inicio de la tramitación de la Ley de Costas que el Gobierno patrocinó en un ejercicio de irresponsable ceguera climática”.

El responsable socialista en materia de medio ambiente ha recordado como el PP “usó su mayoría absoluta para amordazar las denuncias de la comunidad científica española y lo logró en buena medida, pero ya está fuera de su alcance  impedir que esos expertos, despreciados entonces por el Gobierno pero altamente considerados a nivel internacional, hagan públicas ahora sus conclusiones desde la tribuna de Naciones Unidas”.

Finalmente Morán ha recordado al Gobierno del PP que sus  leyes “no sirven de nada frente a las leyes de la naturaleza”, y que “no es viable una ordenación del litoral y de sus usos que no se sustente sobre un sólido diagnóstico académico” y mientras la política medioambiental se diseñe “bajo el marchamo de la ideología y no de la ciencia” podemos asistir a una multiplicación de episodios catastróficos como los vividos en los últimos meses en la costa cantábrica y atlántica.