Hugo Morán defiende la postura socialista de apostar por tecnologías menos contaminantes y más seguras que la nuclear

El responsable socialista de Medio Ambiente respalda la propuesta del Gobierno de incrementar la exigencia de garantías en la responsabilidad de las instalaciones nucleares

“Cuando aún no estamos en condiciones de evaluar las consecuencias últimas que el terremoto y el posterior tsunami puedan llegar a desencadenar en las centrales nucleares afectadas, sí que podemos concluir algo que venimos manteniendo reiteradamente, y es que la energía nuclear no es segura”, explicó este lunes Hugo Morán, “razón por la cual es preciso adoptar extraordinarias medidas de seguridad en torno a un reactor, medidas que no precisa ni de lejos ninguna otra instalación de generación eléctrica”.

 

Morán, que reiteró toda la solidaridad del PSOE a los afectados, señaló que “no es admisible el mensaje de que los sistemas de seguridad han funcionado a la perfección, cuando ha sido necesario evacuar a decenas de miles de personas en un radio de veinte kilómetros de la instalación afectada”.

 

El Secretario de Medio Ambiente del PSOE se refirió así al debate reabierto en torno a la energía nuclear a raíz de la tragedia que está sufriendo Japón, reconociendo que “la inmediatez de los hechos dificulta el debate sosegado sobre la pertinencia o no de contar con la energía nuclear como una alternativa de futuro”.

 

LA ENERGÍA NUCLEAR ES LA MÁS CONTAMINANTE Y MENOS ECONÓMICA

 

Para Morán, “cuanto antes podamos prescindir de la energía nuclear, tanto mejor”. Así, reiteró la postura del PSOE, recordando que el último Congreso Federal del PSOE decidió que las centrales nucleares españolas deben cerrarse al final de su vida útil (40 años), “decisión congresual transformada en compromiso con los ciudadanos en las elecciones generales, y llevada a la práctica con la decisión del Consejo de Ministros sobre la central nuclear de Garoña, en el marco de un plan de reactivación alternativa para la zona afectada”, resumió el dirigente socialista.

 

“Paralelamente debe despejarse el camino a la penetración de tecnologías infinitamente más seguras y menos contaminantes que la nuclear, y propiciar su sustitución en el momento en que la garantía de suministro lo propicie”, defendió también.

 

“Ninguna inversión hecha en ningún otro sistema o tecnología de generación con la misma capacidad de las centrales nucleares afectadas supondría, ni de lejos, los costes a los que habrá de hacer frente Japón, tanto si optase por reponer los reactores inutilizados como si decidiese prescindir definitivamente de ellos”, detalló Morán.

 

EN EL CAMINO HACIA LA SUSTITUCIÓN TOTAL, MÁS Y MÁS SEGURIDAD

 

Hugo Morán defendió los pasos que está dando el Gobierno socialista en esta materia, recordando que el Ejecutivo remitió semanas atrás a las Cortes la propuesta de incrementar la exigencia de garantías en la responsabilidad de las instalaciones nucleares, “y ahora vemos que la iniciativa era totalmente necesaria”.

 

“Las Administraciones han de ser garantes hasta el extremo de la seguridad para la población que ha de acompañar el funcionamiento de las centrales nucleares en nuestro país en tanto que agotan su vida útil”, concluyó el dirigente socialista.

 

(Nota de prensa difundida el 14 de marzo de 2011)