Hugo Morán denuncia que la primera decisión de Arias Cañete ha sido “entregar a los distintos lobbies empresariales las competencias para gestionar el medio ambiente en nuestro país”

Se pregunta “dónde queda la cacareada urgencia que justificaba la vía del Real Decreto Ley”, después de que el ministro haya aceptado “a última hora y a regañadientes la posibilidad de tramitar estas reformas como proyectos de ley”

El Secretario de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Hugo Morán, ha denunciado, tras el debate celebrado en el Congreso esta mañana para convalidar el RD Ley de medidas urgentes en materia de medio ambiente, que la primera decisión de Miguel Arias Cañete como ministro ha sido “entregar a los distintos lobbies empresariales las competencias para gestionar el medio ambiente en nuestro país, algo que se traduce en todo un paquete de modificaciones normativas de fondo que afectan a Leyes fundamentales de protección ambiental, como la Ley de Aguas, la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, la Ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, o la anunciada reforma de la Ley de Costas.

“Algo no demasiado claro se oculta tras la urgencia no justificada en la modificación de leyes ambientales a la carta, a petición de lobbies empresariales que llevan años solicitando la privatización de bienes públicos ambientales”, afirmó el dirigente socialista.

A juicio de Morán, la segunda decisión de Arias Cañete ha sido la de “rellenar ese vacío competencial en materia medioambiental, convirtiendo a este departamento en un auténtico ministerio de propaganda”. En este sentido, explicó que el ministro de Medio Ambiente y su secretario de estado, son, probablemente, “los responsables del gobierno que más se prodigan en declaraciones grandilocuentes”, como las que realizó Arias Cañete el pasado 8 de mayo en las que aseguró que el mejor modo de tratar las cuestiones ambientales es contar con la participación de los ciudadanos interesados.

“Son palabras que se quedan simplemente en eso, en meras declaraciones que se ven inmediatamente desmentidas por la acción del ministerio”, denunció Morán.

“El último ejemplo ha sido la aprobación por vía de urgencia de un Real Decreto Ley que modifica nada menos que cuatro leyes ambientales, sin ninguna justificación técnica, pero que le ha permitido al ministro prescindir del engorro de tener que escuchar la opinión de los ciudadanos y obviando órganos de obligada consulta previa, como el Consejo Asesor de Medio Ambiente, saltándose la propia legislación española y todas las directivas europeas”, dijo.

“Lo que demuestra lo descabellado del procedimiento es que el propio ministerio ha tenido que recular ante la avalancha de críticas y de anuncios de recursos (con serias posibilidades de prosperar), y ha aceptado a última hora y a regañadientes la posibilidad de tramitar estas reformas como proyectos de ley”. “¿Dónde quedó entonces la cacareada urgencia que justificaba la vía del Real Decreto Ley? Una vez más, propaganda desmentida por los hechos”, aseguró Morán.

Por último, Hugo Morán ha señalado que en el anuncio del Ministerio de admitir la tramitación del Real Decreto como Proyecto de Ley “no todo son buenas intenciones”, porque el mismo entra en vigor tras su convalidación merced a la mayoría parlamentaria del Partido Popular. “Queda por contrastar, por ejemplo, todo lo que pueda suceder bajo el amparo de la gravísima decisión de desposeer a la Administración del monopolio público sobre el intercambio de derechos concesionales de agua desde la entrada en vigor del Real Decreto hasta la aprobación última de la Ley, aunque es más que previsi...