HUGO MORÁN: "El Gobierno arroja por la borda al sector de las energías renovables"

El acuerdo del nuevo sistema de retribución a las energías renovables, "es el colofón de toda una hoja de ruta diseñada por el PP para acabar con un sector que había llevado a España a alcanzar el liderazgo en I+D+i en las tecnologías de las llamadas energías limpias”

Madrid, 10 de junio de 2014.- El Secretario Federal de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán, ha manifestado, tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado del Real Decreto que regula la nueva retribución a las energías renovables, que “España no puede permitirse el lujo de arrojar por la borda, como hace el Gobierno, a uno de los sectores más pujantes de su industria, y una de las escasas alternativas del país a la enorme dependencia energética que tenemos del exterior”.

Para Morán, el acuerdo del Consejo de Ministros que establece el nuevo sistema de retribución a las energías renovables, “es el colofón de toda una hoja de ruta diseñada por el PP para acabar con un sector que había llevado a España a alcanzar el liderazgo en I+D+i en las tecnologías de las llamadas energías limpias”. Por eso, el dirigente socialista ha insistido en que el acuerdo supone además “un obstáculo casi imposible de vadear para nuestra economía en lo que a dependencia energética se refiere; un lastre a nuestro patrón energético y a la competitividad de todo el tejido industrial”.

El PSOE recuerda que además de todo el rosario de litigios entablados contra el Estado en distintas instancias, se abre ahora un nuevo frente de reclamaciones por parte de todo el sector de las renovables, “que se ve abocado literalmente a la quiebra en multitud de casos, y que llevará a miles de familias en muchas Comunidades Autónomas  a situaciones de insolvencia que darán paso a embargos y desahucios”, ha señalado Hugo Morán, quien cree que además habrá  “un doloroso recorrido de destrucción de empleo que ha sido la constante a lo largo de los últimos dos años”.

Los socialistas entienden que con este acuerdo, el Gobierno del Partido Popular “consuma uno de los despropósitos estratégicos que más caros le pueden salir a España en el medio y el largo plazo, más allá de las graves consecuencias inmediatas que suponen para el país, tanto en términos sociales, como económicos y ambientales”.

El portavoz socialista en materia energética ha señalado también que con este Real Decreto “se asesta un mazazo a las oportunidades para la competitividad de nuestras empresas, y a la capacidad de atracción de nuevas inversiones, en un mercado que va a estar expuesto a las turbulencias de los mercados energéticos internacionales y a un escenario de precios de los hidrocarburos al alza, como consecuencia de la disminución de las reservas y el incremento de la demanda, así como de las expectativas de acuerdos globales más ambiciosos en el ámbito de la lucha contra el cambio climático”.

El Partido Socialista se propone llevar a sus prioridades políticas de futuro inmediato “un radical cambio de política energética”. Ello supondrá la derogación de la legislación energética desplegada por el Gobierno, así como un nuevo impulso a las energías renovables, frente al modelo del PP basado en el fracking, las prospecciones marinas, y la prolongación de la vida de las centrales nucleares. “El país debe abordar con urgencia su transición energética, si no quiere quedar descolgado del resto de la UE en la consecución de la hoja de ruta 2050”, ha concluido Hugo Morán.