Hugo Morán: "El PSOE luchará para que Europa reconozca el agua como un derecho humano"

Llama a luchar contra la pobreza energética e hídrica con una legislación que garantice unos servicios mínimos

El Secretario de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Hugo Morán, ha subrayado hoy que “el PSOE defenderá en Europa que el acceso al agua y al saneamiento sea reconocido como un derecho humano, un derecho esencial para la dignidad de los seres humanos y que deben ser los Estados los que garanticen el agua como un bien público”

Morán ha hecho estas declaraciones con motivo de la audiencia en el Parlamento Europeo de la Iniciativa Ciudadana "El Derecho al Agua y al Saneamiento como Derecho Humano" el próximo lunes 17 de febrero, con un respaldo de más de 1.800.000 firmas. El objetivo final de esta iniciativa es la aprobación por parte de la Unión Europea de una normativa que garantice los servicios de agua y saneamiento para toda la población en Europa.

El responsable socialista en materia de agua ha señalado que “la Declaración de Naciones Unidas considerando el agua como un Derecho Humano no puede ser una mera declaración de intenciones sino que debe conllevar compromisos que condicionen las políticas públicas de agua en los estados miembros de la Unión Europea”

Morán ha destacado que en nuestro país han sido numerosos los municipios y Diputaciones que en sus plenos han votado iniciativas similares y que el Parlamento de Andalucía apoyó por unanimidad una proposición no de ley en el mismo sentido.

Por último, el dirigente socialista recordó que, en su última Conferencia Política, el PSOE aprobó incorporar a la Ley de Aguas la restricción de que el suministrador no podrá suspender el servicio de abastecimiento de agua a una familia por razones económicas, cuando los recursos familiares no permitan cubrir su pago. “A la situación de pobreza energética que están padeciendo muchos hogares españoles hay que añadir la de pobreza hídrica, apuntó.

“Es necesario que la política, desde todos los ámbitos, incorpore como una prioridad el combate contra la pobreza energética e hídrica legislando un marco de cobertura social sobre un servicio mínimo de suministro de agua y energía que garantice que ningún hogar pueda ser privado de estos servicios esenciales para la dignidad de las personas”, concluyó.