Hugo Morán: "El sector naval español no puede ser el chivo expiatorio de otros intereses empresariales"

El dirigente socialista advierte de que "se equivoca" quien crea que las consecuencias de una posible decisión de la Comisión Europea, en relación con la propuesta de devolución de los fondos de ayudas fiscales a la construcción naval, quedaría limitada a los astilleros y al sector naval español en exclusiva"

.- El Secretario Federal de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán, se ha referido esta tarde al problema de los astilleros españoles señalando que “se equivoca quien crea que las consecuencias de una posible decisión de la Comisión Europea, en relación con la propuesta de devolución de los fondos del sistema de ayudas fiscales a la construcción naval entre 2005 y 2011, quedaría limitada a los astilleros y al sector naval español en exclusiva”.

Para Morán, de hacerse efectiva la propuesta de la Comisión de la Competencia, lo que se desencadenaría “acto seguido” sería un “efecto dominó”, con un encadenamiento de denuncias entre países, “que daría lugar a un escenario de inestabilidad regulatoria, consecuencia de la judicialización de buena parte de los sistemas de ayudas vigentes en la práctica totalidad de países”.

“Es obvio que nada ahuyenta más a los inversores que la inseguridad jurídica -ha señalado Morán- y lo que tendríamos por delante sería un calendario de inseguridad indefinida en el tiempo, que podría acabar con la viabilidad del sector naval europeo, en beneficio de competidores terceros”.

Según el responsable socialista, el anuncio del Comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, en el sentido de que hay tiempo para reconsiderar los análisis iniciales antes de la reunión del Colegio de Comisarios del próximo día 17, “puede considerarse como una oportunidad para que el Gobierno de España traslade a la Comisión la verdadera dimensión del problema”, de tal forma que, en ningún caso, el sector naval español “se convierta en chivo expiatorio en el cual se disputan intereses empresariales obviando que, en último término, es una estrategia de región europea lo que está en juego”.