Hugo Morán: "Exteriores le quita la careta a Medio Ambiente y al ministro Cañete"

Denuncia que el Gobierno busque la “privatización” de suelos de alto valor ambiental “en un desesperado intento de hacer caja”, y que “donde nuestra Carta Magna pretendía imponer protección, el PP implante la especulación”

Madrid, 30 de junio de 2012.- El Secretario de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán, señaló hoy que “Exteriores la ha quitado la careta a Medio Ambiente” tras hacer público el ministro García-Margallo el objetivo principal del Gobierno con la reforma de la Ley de Costas y “desvelar la estrategia que Cañete ha intentado ocultar en todas sus comparecencias”.

Morán se refería así a la noticia según la cual el Ministerio de Asuntos Exteriores informará a través de las embajadas de las reformas urbanísticas en las que trabajan el Gobierno y las Comunidades Autónomas, como la nueva Ley de Costas, con el fin de favorecer la compra de pisos en zonas turísticas por parte de ciudadanos extranjeros. En consecuencia, “ahora serán las embajadas de España las que den cuenta de cuál es el verdadero contenido de la nueva Ley de Costas que tramita el Ministerio de Arias Cañete”.

Hugo Morán ha señalado que esta decisión “carga de razón la denuncia que los socialistas veníamos haciendo, acompañando a colectivos ambientalistas, organismos científicos y ciudadanía en general, de la puesta en marcha de una campaña de privatización acelerada del litoral español, mediante un procedimiento tan burdo como fraudulento: convertir la actual Ley de Costas en una simple Ley del Suelo Litoral, aunque para ello el Gobierno tenga que burlar algunos preceptos constitucionales”.

“Ni preservación del medio ambiente, ni defensa del patrimonio público”, ha dicho el dirigente socialista, “lo que pretende el MAGRAMA es acometer un proceso de privatización de algunos de los suelos de mayor valor ambiental de nuestro país, y por ello también los de más alto valor económico, para ponerlos en venta en el mercado extranjero en un desesperado intento de hacer caja para cumplir con sus objetivos, de tal forma que donde nuestra Carta Magna pretendía imponer protección, el PP implanta la especulación”. “Y ni siquiera –añadió Morán- han tenido la prudencia de esperar a que culmine la tramitación legislativa, lo que hace presuponer que en paralelo al propio trámite de modificación de la norma se ha puesto en marcha la maquinaria de usurpación del patrimonio del Estado”.

Morán ha lamentado que, “una vez más, haya que salir fuera de España para conocer la realidad del país y el verdadero alcance de las leyes que tramita el Gobierno de Mariano Rajoy”; algo que, a su juicio, pone de manifiesto “el deterioro que ha sufrido la política de transparencia en la Administración del Estado en los últimos meses y que coloca al Consejo de Ministros en un estado de opacidad totalmente incompatible con un mínimo de calidad democrática, exigible a quien debe rendir cuentas ante el Parlamento y los ciudadanos”.