Hugo Morán: “Hay una purga ideológica en el Consejo de Seguridad Nuclear”

Destaca que el BOE publicó el cese de gran parte del equipo técnico de dirección de este organismo el mismo día que el Ministro Soria hizo público el plan de renuclearización, que el PP mantuvo oculto en su programa, y que supone prolongar a 60 años la vida de los reactores nucleares

El Secretario de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán, ha denunciado hoy que el cese de gran parte del equipo técnico de dirección del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) publicado ayer en el BOE es “un nuevo ataque del Gobierno a la independencia del Consejo y un deterioro de la credibilidad de un organismo que debería estar a salvo de injerencias ideológicas y económicas”. “Hay una purga ideológica en este organismo”, sentenció.

Morán ha subrayado que el Gobierno “impuso un descabellado protocolo para facilitar una hipotética reapertura de la central nuclear de Garoña y fue el cuerpo técnico del CSN el que intentó salvaguardar la responsabilidad última que la ley les encomienda, anteponiendo la seguridad del país por encima de otros intereses coyunturales e inconfesables, pero manifiestamente evidentes en las intenciones del Gobierno”.

“El BOE publicó el cese de estos profesionales curiosamente el mismo día que el Ministro Soria hizo público el plan de renuclearización que el PP mantuvo oculto en su programa y que supone prolongar a 60 años la vida de los reactores nucleares (incluida Garoña), aunque para ello hayan tenido que utilizar todo tipo de tretas y argucias en forma de modificaciones legislativas, y saltarse todos los protocolos de seguridad nuclear vigentes”, añadió.

A juicio del responsable socialista en materia de política energética, “estamos ante una de las decisiones estratégicas de mayor calado que afectan al modelo energético del país, incluida la componente de seguridad. No puede admitirse, de ninguna de las maneras, que el Gobierno pretenda imponer su modelo ideológico por encima de todos y de todo”.

En este sentido, añadió que el Presidente del CSN, “que ha demostrado ser un simple recadero del Gobierno, no tiene otra alternativa que comparecer en el Parlamento lo antes posible para explicar su desafortunada gestión, y anunciar su renuncia antes de que sus decisiones acarreen para el Consejo consecuencias más graves que el inmerecido desprestigio ocasionado”, sentenció.