Hugo Morán: “La posición de los socialistas es clara: no al fracking, no a la reapertura de Garoña y sí al cierre del parque nuclear en 2028”

El Secretario de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Hugo Morán, ha denunciado hoy que “el PP nos quiere imponer una vuelta a la España del NO-DO y en esta regresión quiere incluir la reapertura de la central nuclear de Garoña”.

Durante una rueda de prensa en Soria, Morán se ha referido a los proyectos de explotación de gas no convencional mediante la técnica del fracking en esta provincia, señalando que “la posición del PSOE es meridianamente clara: no al fracking porque defendemos nuestros recursos naturales como una ventaja competitivas para nuestro país y debemos preservarlos de una explotación agresiva e insostenible. El fracking no tiene cabida en nuestro modelo de gestión sostenible”, añadió.

El portavoz socialista en materia energética ha comparado el rumbo de la política energética europea y la del Gobierno de Rajoy y ha asegurado que “mientras Europa avanza en el desarrollo de las energías del futuro, de las tecnologías renovables en busca de un patrón productivo más limpio, del ahorro y la eficiencia, o de la erradicación de la pobreza energética, el Gobierno de Rajoy alarga la vida de las centrales nucleares, impulsa la aventura descabellada del fracking, y se desentiende de los objetivos de la UE en ahorro y eficiencia”.

A su juicio, “el apagón renovable que el Gobierno del PP instauró nada más aterrizar en Moncloa con el Decreto 1/2012 abrió la senda de una auténtica contrarreforma energética en nuestro país y una vuelta al siglo pasado, cuyo protagonista principal fue la energía nuclear”.

Morán ha subrayado que “el PSOE quiere impulsar una transición energética en línea con la hoja de ruta 2050 que ya están protagonizando países como Alemania o Francia. Una transición socialmente consensuada, cuyo horizonte se fija en dar el salto de la energía-mercancía hacia la energía-derecho”, señaló.

“La contrarreforma energética del PP tiene tres características: energía cara, dependencia exterior, y pobreza energética. Será un Gobierno Socialista quién devuelva a nuestro país a la senda energética europea: más renovables, libre de la amenaza del fracking, y con un calendario de cierre ordenado del parque nuclear español, con centrales que no superen la vida útil de cuarenta años”, concluyó.