Ibán García del Blanco: “Un parche electoralista de última hora, en unos presupuestos que no se aplicarán, no repara el daño hecho por el PP a la Cultura”

Asegura que “la medida útil que debería incluir el presupuesto es la bajada del IVA cultural y la elaboración de un auténtico modelo de incentivos fiscales y mecenazgo que ayude a la producción, a la participación social y al consumo cultural”

El secretario de cultura y movimientos sociales del PSOE, Ibán García del Blanco, ha calificado los presupuestos de Cultura para 2016 de “parche electoralista de última hora” que “no repara el daño hecho por el PP a la Cultura”. Para García del Blanco “la levísima mejoría en la aportación de los PGE para 2016 no compensa el daño hecho en los últimos años, y desde luego no permite afrontar los principales retos culturales de España”.

Ibán García del Blanco ha recordado los sucesivos presupuestos a la baja y las muchísimas malas decisiones para la cultura tomadas por el ejecutivo de Rajoy, como la dañina subida del IVA al 21%. Por eso “la medida útil que debería incluir el presupuesto es la bajada del IVA cultural y la elaboración de un auténtico modelo de incentivos fiscales y mecenazgo que ayude a la producción, a la participación social y al consumo cultural”.

A su juicio, “el balance de Rajoy en esta legislatura es que todas las instituciones y programas se han visto claramente afectados por los recortes; los museos, la promoción de la música o el teatro, y muy especialmente las bibliotecas”. Según García del Blanco, el ejecutivo ha sido incapaz de ordenar las prioridades en esta etapa de crisis.

“Tampoco el sector de las industrias culturales y de la creatividad ha sentido el apoyo por parte del Estado en sus decisiones y especialmente en los PGE”. En este sentido, García del Blanco ha señalado que “más allá del consabido desastre que supone la subida del IVA cultural al 21%, los sucesivos presupuestos, y en concreto este de 2016, no han permitido aprovechar el enorme potencial del sector en términos de crecimiento, creación de empleo y sinergia con otros sectores económicos”.

Para el responsable de cultura del PSOE, la falta de diálogo con el sector ha sido la causa de una desastrosa gestión que no podrá enmendarse con “una pequeñísima mejora presupuestaria”.

Respecto a la “partida contenida” destinada al cine, García del Blanco cree que no compensa el daño hecho al sector y afirma que “lo primero que debería hacer este Gobierno es cumplir la ley, así como los compromisos con la producción de años anteriores, y crear un modelo que dé estabilidad a las ayudas e incentivos a la creación, permitiendo la diversidad en la producción”.

Para García del Blanco, la supuesta subida destinada al cine no es una mejora como tal, sino que responde a una situación de transición entre dos modelos en la que se tendrán que cubrir tanto las nuevas ayudas para lo que se ruede en 2016, como las amortizaciones para las películas desde 2014. “No habrá mucho más para crear, producir o promocionar cine, sino que se camufla como mejora lo que es simplemente cumplir lo ya comprometido”, asegura.

En su análisis de los presupuestos para 2016, García del Blanco expresa su preocupación por instituciones como el Museo del Prado, el Museo Reina Sofía o el Thyssen, que apenas suben sus aportaciones, y para las que a juicio del responsable de cultura del PSOE, también necesitan “un marco legal de mecenazgo y participación social eficaz y ambicioso&rd...