Iceta defiende el federalismo "de verdad: el federalismo de las personas, de los servicios públicos, de los ciudadanos que libremente se asocian para hacer una sociedad mejor"

Pone en valor el legado de socialistas como el ministro Ernest Lluch, subrayando que "en este tiempo de tanto charlatán, curandero y vendedor de crecepelo, merece la pena recordar a aquellos que no solo hablaron, sino que mejoraron las cosas"

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha intervenido también en el acto de inauguración de la Conferencia Autonómica. En su discurso, ha lamentado que algunos en Cataluña “de tanto estudiar hojas de ruta, han perdido la carta de navegación” y ha defendido el federalismo “de verdad, que es el federalismo de las personas, de los servicios públicos, de los ciudadanos que libremente se asocian para hacer una sociedad mejor”. El dirigente socialista catalán ha mostrado que es necesario “otra forma de hacer y de gobernar”, que también incluya a Pedro Sánchez como “presidente del Gobierno”. “Yo no puedo esperar, Cataluña no puede esperar", ha añadido.

Iceta ha abogado por hablar “entre todos” y a que vuelva “el diálogo, el acuerdo y el pacto”. Y ha expresado el compromiso del PSC con los avances sociales porque “no hay derechos irreversibles” y es necesario luchar para mantenerlos y ampliarlos. Ha remarcado que en Cataluña el PSC se encuentra “entre dos que no quieren dialogar” y por ello hay que echarlos “cuanto antes”, para que puedan retornar el diálogo, el acuerdo y el pacto. Y compromiso también con la limpieza democrática y con el buen uso de los fondos públicos, para que imperen la moral y la ética personal “y el chorizo, fuera; corrupción cero”.

El líder de los socialistas de Cataluña ha puesto en valor el legado de socialistas como el ministro Ernest Lluch, impulsor de la sanidad pública en España bajo el Gobierno de Felipe González, subrayando que “en este tiempo de tanto charlatán, curandero y vendedor de crecepelo, merece la pena recordar a aquellos que no solo hablaron, sino que mejoraron las cosas”, como Lluch, asesinado por abogar “por la causa más noble, la del diálogo y el entendimiento”.

Un diálogo que él ve imprescindible, porque, aunque Cataluña “se separara de España, no puede salir de la Península Ibérica, y nos interesa tener las mejores relaciones posibles con nuestros vecinos y hermanos por los siglos de los siglos amén”.

Ha cerrado su intervención prometiendo el apoyo de los socialistas catalanes a los candidatos del PSOE “para lo que haga falta”, y asegurando que el PSC “peleará las municipales” para lograr un buen resultado y “seguir compartiendo esa otra forma de hacer y de gobernar que hemos demostrado en tantos lugares”. Al inicio de su intervención, envió un mensaje a Susana Díaz, para que la presidenta andaluza se recupere cuanto antes.