Iglesias subraya que las reformas adoptadas por el Gobierno son “imprescindibles” para evitar que el problema sea “mucho mayor” para nuestra economía

El Secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, aseguró hoy que las reformas y las medidas adoptadas por el Gobierno en los últimos meses, entre ellas la subida de la tarifa eléctrica, son “imprescindibles” en este momento, porque si no “el problema sería mucho mayor” para nuestra economía.

Durante una entrevista en el programa “En días como hoy” de RNE, Iglesias recordó que desde el año 2000 en nuestro país no se ha repercutido el coste de la energía eléctrica en las tarifas que tienen que pagar los ciudadanos “y eso hay que abordarlo, porque si no es peor”. “Las decisiones hay que tomarlas cuando corresponde y lo que está haciendo el Gobierno es tomar esas decisiones, aunque, a veces, son impopulares”, dijo.

Respecto a la reforma de las pensiones, el dirigente del PSOE insistió en que el objetivo de la reforma es “mantener el sistema público de pensiones, hacerlo sostenible”, puesto que “si cada vez tenemos más jubilados y menos gente que está activa, hay que hacer los cálculos para que el sistema pueda ser sostenible dentro de 15 o 20 años”. Por eso- añadió- la reforma es también “una decisión de solidaridad y de responsabilidad con las generaciones futuras”.

Sobre la propuesta de elevar la edad de jubilación a los 67 años, Marcelino Iglesias explicó que “es una posición con excepciones”, e insistió en que el Gobierno “va a intentar una negociación y un acuerdo hasta el último momento” con los agentes sociales sobre esta reforma.

Como balance de 2010, Iglesias aseguró que éste ha sido un año “difícil, duro, de ajustes, pero no ha sido un año perdido”, ya que “de las decisiones que se están tomando este año va a depender la nueva etapa de crecimiento y de progreso y el desarrollo de nuestro país en las próximas generaciones”.

Respeto para el ministro Blanco

Preguntado por la reacción del PSOE ante las declaraciones de algunos dirigentes populares refiriéndose al ministro de Fomento, José Blanco, como “Pepiño”, el Secretario de Organización reconoció que esta forma de dirigirse a Blanco “no ha gustado” en el PSOE, “porque hay que tener respeto a la gente y, especialmente, a un ministro hay que respetarlo”.

“Lo que hemos pedido-subrayó- es que se mantenga ese respeto dentro de lo que es la lógica del debate político en democracia, de contraposición de ideas, de proyectos, pero que no lleguemos a perder las formas, que es lo que se estaba haciendo por parte de algunos”.