Inmaculada Rodríguez-Piñero alaba el “rigor” e “inmediatez” de las medidas del decreto de impulso de la economía

Según la portavoz socialista, atiende a las necesidades de los ciudadanos y las prioridades del país para superar la actual situación de desaceleración

Inmaculada Rodríguez-Piñero, portavoz socialista de economía, alabó esta tarde ante el Pleno del Congreso el “rigor” e “inmediatez” del real decreto-ley de medidas de impulso a la actividad económica, que atiende a las necesidades de los ciudadanos y las prioridades del país para ayudar a superar la actual situación de desaceleración.



Según la portavoz socialista, la economía española no es inmune a la desaceleración internacional y a la falta de liquidez que empieza a afectar a la economía real de los distintos países, entre ellos a España.



Rodríguez-Piñero indicó que en la economía española ha resultado especialmente “inoportuno” la concurrencia de la coyuntura internacional con el ajuste del sector de la construcción residencial. “El ajuste será ahora más breve, pero también más intenso”. Pese a todo, expresó que “las fortalezas de nuestra economía permitirán que crezca por encima de los países de nuestro entorno y que la desaceleración tenga un carácter transitorio”, y remachó: “según la mayoría de las estimaciones realizadas y también las del Gobierno, en la segunda mitad del 2009 podría normalizarse la situación y alcanzar en 2010 tasas de crecimiento en torno al 3%”.



Ante esta situación, abogó por medidas de impacto inmediato del real decreto-ley que minimicen el alcance de la desaceleración y sus efectos en las familias y en las empresas, al tiempo que no comprometan la estabilidad presupuestaria a lo largo del ciclo. “Otras medidas de carácter fiscal, como las que propone el PP, no creo que sean eficaces, toda vez que no compensan las restricciones crediticias, comprometen la estabilidad macroeconómica y su impacto es dilatado en el tiempo”.



La portavoz dijo que la economía española necesita continuar la reorientación de su modelo de crecimiento hacia uno más productivo y competitivo, lo que ha sido una constante en la política económica socialista.



Respecto a las medidas concretas, Rodríguez-Piñero aplaudió la deducción en la cuota de los 400 euros, así como la medida temporal de poder alargar el plazo de las hipotecas sobre la vivienda habitual, a coste cero. “Estas dos medidas mejorarán la renta disponible de las familias y estimularán el consumo”.



Asimismo, calificó de “doblemente acertadas” las medidas de empleo, porque ayudarán especialmente a los que se encuentran en situación de mayor necesidad y porque inciden en adecuar mejor la oferta a la demanda de trabajo y fomentan la movilidad laboral, una asignatura pendiente de la economía española.



La portavoz socialista se refirió después al tratamiento fiscal de la rehabilitación, a las medidas dirigidas a reforzar la actividad de la obra pública y a aquellas que tienen por objeto el de dotar de mayor liquidez a las pequeñas y medianas empresas para que puedan llevar a cabo sus proyectos de inversión y contribuir a un desarrollo más diversificado de la economía.



Rodríguez-Piñero aludió a la idoneidad de las medidas para impulsar la economía, manteniendo la estabilidad presupuestaria a lo largo del ciclo, por su carácter social de protección a trabajadores, empresas y familias, es por lo que el Grupo Parlamentario Socialista va a votar favorablemente la convalidación de este decreto-ley”.