Inmaculada Rodríguez-Piñero apuesta por repartir mejor los costes de salida de la crisis con una reforma fiscal ambiciosa

La portavoz socialista ha asegurado que el único objetivo del Gobierno era reducir el déficit y ha acabado con un déficit que más que duplica el que prometió al principio. "No se puede hacer peor"

La diputada Inmaculada Rodríguez-Piñero, secretaria de Economía y Empleo, ha apostado por repartir mejor los costes de salida de la crisis con una reforma fiscal ambiciosa, que aumente las bases impositivas, basada en los principios de progresividad, capacidad económica y suficiencia, y convergente con los sistemas fiscales más avanzados del mundo.

La diputada socialista se ha referido a dos informaciones que constatan el enorme fracaso de la política económica del Gobierno. “Al cierre de 2012, con más paro, más recesión, más déficit y más deuda pública”.

“Y ahora el gobierno admite que la economía puede caer hasta el triple de lo previsto en 2013”, ha apuntado. Cuando llegaron al gobierno decían que iban a cumplir el 4,4% de objetivo de déficit para 2012. Después nos fueron flexibilizando el déficit hasta el 6,3%. Y ayer conocimos que han llegado al 10,6%, el mayor déficit de los países de la Unión Europea”.

Ha asegurado que el único objetivo del Gobierno era reducir el déficit y ha acabado con un déficit que más que duplica el que prometió al principio. “No se puede hacer peor”.

Se ha referido a que cuando el Gobierno presentó los presupuestos de este año, el Grupo Socialista le advirtió que estaban haciendo trampas al solitario. “Que su previsión de ingresos era increíble, que nadie se creía que la economía cayese un 0,5%”.

En su opinión, el viernes rectificará de nuevo y reconocerá con las nuevas estimaciones su fracaso. “Los presupuestos de este año son papel mojado. Les faltan 27.000 millones de euros para cumplir previsiones, 7.000 por desfase 2012 y 20.000 por menor crecimiento. Y no se puede seguir cargando con recortes sus errores de política económica”.

Para ello, el Grupo Parlamentario Socialista ha propuesto 10 puntos sobre los que debe pivotar la reforma fiscal. “En primer lugar, luchar decididamente contra el fraude y la elusión fiscal, poniendo fin a los paraísos fiscales y jurisdicciones no cooperativas”.

Para mejorar la equidad, la moción apuesta por la integración en una figura tributaria única la valoración del patrimonio, con la tributación de la renta, corrigiendo las dobles tributaciones que pudiesen generarse.

Avanzar hacia una equiparación de la tributación de rentas del capital con rentas del trabajo, evitando el gravamen excesivo de estas últimas; limitar o eliminar las deducciones fiscales ineficaces y regresivas y, mientras se acomete una reforma integral del Impuesto sobre Sociedades, se introduciría una tributación mínima para las grandes empresas de modo que contribuyan a recuperar la recaudación de este tributo y a estabilizarla en el tiempo.

Otros puntos de la reforma fiscal es la revisión del régimen de estimación objetiva en materia de actividades económicas para evitar du utilización fraudulenta para reducir la contribución fiscal y las obligaciones de los empleadores.

En el IVA deben revisarse, en el marco de la normativa comunitaria, las exenciones del IVA actualmente reconocidas a todas las actividades de la sanidad y educación privadas no concertadas, así como revisar el tipo impositivo que se aplica a cada tipo de bien y servicio. También, reforzar la contribución del sector financiero a la sostenibilidad de las cuentas públicas.

Recuperar el gravamen efectivo en imposición sobre sucesiones y donaciones, estableciendo un tipo mínimo homogéneo y aproxima...