Inmaculada Rodríguez-Piñero quiere que se conozcan cuántos usuarios están afectados por la manipulación del Euríbor

El Grupo Socialista registra una proposición no de ley relativa al alcance de la sanción de la Comisión Europea a entidades financieras por participar en cárteles ilegales relacionados con la manipulación del Euríbor

El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado una proposición no de ley en la que pide al Gobierno que evalúe el alcance sobre los usuarios de la sanción impuesta a ocho entidades internacionales por participar en cárteles ilegales, relacionados con la manipulación de los tipos de interés de referencia (Euribor y Tíbor), contrarios a las normas de competencia de la Unión Europea. En este sentido, la diputada Inmaculada Rodríguez-Piñero, autora de la iniciativa, considera que “se tiene que saber, cuanto antes, cuántos usuarios de productos financieros en España están afectados por la manipulación del Euríbor y el perjuicio económico que les ha podido causar para, en su caso, tomar las medidas oportunas”.

La iniciativa socialista exige al Ejecutivo que adopte las medidas que correspondan respecto de la determinación de responsabilidades de las entidades sobre las posibles compensaciones que los usuarios puedan exigir al ser perjudicados por la manipulación y que defienda ante las instituciones europeas una nueva regulación y supervisión de los tipos de interés de referencia al que las entidades financieras se ofrecen a prestar dinero en el mercado interbancario de la zona euro (Euríbor).

Según la investigación de la Comisión Europea, el cártel de los derivados de tipos de interés del euro funcionó entre septiembre de 2005 y mayo de 2008. El cártel estaba dirigido a distorsionar el curso normal de los componentes del precio de estos derivados. “Los operadores de los diferentes bancos acordaron el cálculo del Euríbor, así como sus estrategias comerciales y de precios, lo que supone una práctica prohibida por el derecho de la competencia”.

Un instrumento de prueba ha sido el programa de clemencia puesto en marcha por las autoridades de defensa de la competencia de la Comisión Europea. Si bien, las empresas que se acogen a este programa denunciando prácticas prohibidas están exentas de las multas, por contra no están exentas de indemnizar a las víctimas del cártel por los daños causados por su participación en esas prácticas concertadas.

La Comisión Europea, con la sanción, se centra únicamente en las infracciones de las normas de competencia y en la colusión entre competidores en los mercados de derivados financieros. Considera la propuesta socialista que la participación en un cártel es una infracción muy grave por lo que la autoridad europea debe imponer una multa lo suficientemente disuasoria para garantizar que otras entidades financieras se abstengan de incurrir en esta conducta.

La iniciativa explica que la manipulación de los índices de referencia ha perjudicado, entre otros, a millones de ciudadanos europeos que han suscrito un crédito o préstamo hipotecario. En España, el Euríbor a un año se publica en el BOE y se considera un índice muy importante ya que es el tipo oficial de referencia más utilizado para préstamos hipotecarios. “Sin embargo, corresponderá a las autoridades de regulación financiera detectar el alcance a título individual de la posible manipulación de los índices de referencia detectados en los diferentes bancos y las posibles compensaciones que los usuarios y consumidores puedan exigir al ser perjudicados por la manipulación”.