Intervención de Óscar López para valorar resultados electorales en Galicia y Euskadi

Buenas noches a todas y todos. Nuestros candidatos en Galicia y en el País Vasco ya han comparecido públicamente y quiero aclarar que la CEF respalda todo lo que ellos han dicho, ambos candidatos.

El resultado de las elecciones, tanto en Galicia como en el País Vasco, es malo para el Partido Socialista. Pero en este momento precisamente queremos subrayar que la dirección federal del PSOE respalda a todos sus candidatos, reconoce y agradece el esfuerzo de todos los militantes del Partido Socialista de Euskadi y del Partido dos Socialistas de Galicia y, por supuesto, agradece su apoyo a los ciudadanos que han votado a nuestro partido en la jornada de hoy.

Felicitamos al Partido Popular en Galicia y al Partido Nacionalista Vasco en Euskadi, que han sido los partidos más votados y, por lo tanto, han ganado las elecciones. A ellos corresponde a partir de ahora la responsabilidad de gobernar en sus respectivas comunidades.

Sabíamos que eran dos campañas difíciles, pero el Partido Socialista asume que hoy ha perdido la elecciones, tanto en Galicia como en el País Vasco, si bien el análisis de estos resultados debe hacerse por separado ya que se trata de realidades políticas claramente diferentes entre sí.

En el País Vasco, hemos gobernado durante estos cuatro años, a nuestro juicio con eficacia. Lamentamos que esta gestión de gobierno, que a nuestro juicio ha sido muy buena, no haya merecido el respaldo de la mayoría.

Además, es muy relevante la fuerte irrupción de Bildu, que ha creado un nuevo panorama electoral en Euskadi y hace que los datos de estas elecciones sean difícilmente comparables con las anteriores.

En Galicia, es evidente que no hemos sabido movilizar a muchos de los ciudadanos que podrían haber votado socialista. La alta abstención ha afectado muy claramente a nuestro electorado, y tenemos que analizar en profundidad las razones de este distanciamiento.

El PSOE sufrió un gran castigo electoral hace un año, y recuperar la confianza de los ciudadanos no es algo que pueda lograrse en poco tiempo.

Vamos a reflexionar sobre estos resultados, con serenidad pero sin excusas. Vamos a escuchar a la abstención, que en este caso lleva consigo un claro mensaje político.

Y vamos a seguir trabajando desde la oposición, en Galicia, en Euskadi y en España, para servir a los intereses generales y para volver a merecer la confianza de los ciudadanos.

La victoria del PP en Galicia puede tener el efecto de reforzar la política que está llevando a cabo el señor Rajoy. Una política económica con la que discrepamos totalmente y que, a nuestro juicio, está agravando la crisis y haciendo sufrir inútilmente a muchos ciudadanos.

El Gobierno del PP puede tener la tentación de intensificar aún más esta política de recortes tras esta jornada electoral. En nuestra opinión, cometería un error que pagarían especialmente aquellos que más están sufriendo las consecuencias de las decisiones de este gobierno.

Mañana celebraremos una reunión de la Comisión Permanente del PSOE y tras ella la Vicesecretaria General, Elena Valenciano, ofrecerá una rueda de prensa para abordar más detalles.