Iratxe García: La socialdemocracia europea es la que puede impulsar los cambios para mejorar la vida de los ciudadanos

El PES aprueba una resolución sobre terrorismo y otra sobre economía y empleo en su reunión de Madrid

La secretaria de la UE, Iratxe García, ha asegurado en rueda de prensa tras la reunión del PES en Madrid que la socialdemocracia europea juega “un papel clave para impulsar cambios para mejorar la vida de los ciudadanos, asegurar la salida más justa, el crecimiento sostenible; generar empleos y salarios dignos con más políticas sociales”.

García ha explicado que estos objetivos se recogen en una de las dos resoluciones aprobadas esta mañana en Madrid. Bajo el título ‘Más trabajos, mejores y más justos’, los líderes del PES profundizan en la necesidad de acabar con la austeridad que ha causado tanto daño con especial atención en el desempleo juvenil por lo que los socialdemócratas europeos proponen “ampliar hasta los 30 años” la edad para beneficiarse de ayudas para encontrar trabajo. “Hay que llevar a cabo reformas económicas en Europa, pero no se pueden deteriorar los estándares sociales y laborales en Europa”, ha reiterado García.

La reunión de líderes del PES también ha redactado otra resolución sobre terrorismo. Bajo el título ‘Respuesta global para luchar contra el terrorismo’, los responsables de la socialdemocracia europea insisten en la necesidad de mejorar la coordinación así como las políticas de prevención y cooperación internacional para frenar los movimientos yihadistas. García ha destacado que los dirigentes europeos han respaldado el pacto antiterrorista entre PSOE y PP como “un ejercicio de responsabilidad de un partido con vocación de gobierno” y ha recordado que las instituciones europeas también aprobaron una resolución de lucha contra el terrorismo porque “se trata de garantizar la seguridad y la libertad de los ciudadanos”.

Además, la secretaria de la UE en el PSOE ha valorado de forma positiva el acuerdo alcanzado anoche en el Eurogrupo porque “un mal resultado de las negociaciones hubiera sido malo para Grecia pero también para Europa”.