Jáuregui asegura que "la actual política económica está empobreciendo a los países del Sur" de Europa y que "solo una mayoría socialdemócrata podrá cambiarla"

Critica que Cañete defendiera anoche las "condiciones maravillosas" de un rescate financiero "que nos impusieron, que ustedes aceptaron y que impidió que se pudieran pagar las preferentes"

El número dos de la candidatura del PSOE al Parlamento Europeo, Ramón Jáuregui, aseguró hoy que “es una evidencia que la política económica europea reclama un cambio”, porque la actual “está provocando divergencias muy graves Norte-Sur, no está gestionando el crecimiento de manera razonable y está provocando un empobrecimiento en los países del Sur de Europa”; y señaló que “solo una nueva mayoría socialdemócrata en el Parlamento Europeo tendrá capacidad para llevar a cabo ese cambio”.

 

         Insistió en que esa mayoría socialista permitirá hacer presidente de la Comisión Europea al alemán Martin Schulz, lo que “sería muy bueno para Europa” y también para España.

 

         Durante su intervención en un debate en la cadena Ser, con candidatos de PP, Izquierda Plural, CiU e UPyD, Jáuregui recordó -como anoche dijera en el ‘cara a cara’ Elena Valenciano- que “el único rescate financiero que ha tenido España es el ocurrido bajo gobierno del Partido Popular”, y criticó que el candidato popular, Cañete, defendiera las ‘condiciones maravillosas’ de ese rescate “que nos impusieron, que ustedes aceptaron y que impidió que se pudieran pagar las preferentes”.

 

         Respecto a las medidas para favorecer la creación de empleo desde Europa, Jáuregui defendió “la puesta en marcha de un plan de expansión en la inversión pública aprovechando recursos que tenemos, un crédito directo a las pymes desde el BCE y la flexibilización del pacto de estabilidad para los países del Sur, a lo que se sumaría el que los gastos en I+D+i no computen en el déficit”.

 

         Sobre el problema de la corrupción, apostó porque la UE establezca un código común, aunque recordó que es una cuestión “específica” de cada país. Así, recordó que en España los socialistas “estamos proponiendo una reforma integral de más de más de 14 leyes del ordenamiento jurídico español para corregir, evitar y sancionar más severamente estos comportamientos”. Algo que debe ir acompañado de la lucha contra el fraude fiscal “que a veces no se combate y mucho menos cuando se hacen leyes de amnistía fiscal como la que hizo el PP”.