Jáuregui exige al Gobierno que abandone su discurso "triunfalista y mentiroso" después de que la Comisión Europea "haya empeorado todavía más las previsiones de empleo"

Considera que el Ejecutivo volverá a "hacer un discurso propagandístico y electoralista" con los datos del paro de abril que se conocerán mañana

El número dos de la candidatura del PSOE al Parlamento Europeo, Ramón Jáuregui, ha exigido hoy al Gobierno que abandone su “discurso triunfalista, engañoso y mentiroso” sobre la recuperación económica, después de que la Comisión Europea, en su informe macroeconómico dado hoy a conocer, haya “empeorado las previsiones del Gobierno español -que ya eran malas- sobre el empleo” y “haya certificado que al final de la legislatura del PP, en 2015, habrá más parados que los que había a finales de 2011”.

En la clausura de un debate sobre la desigualdad salarial y las nefastas consecuencias de la reforma laboral del PP sobre el empleo femenino, Jáuregui ha pedido que el Gobierno “traslade también este dato a los españoles”. “Que digan toda la verdad, que no mientan” sobre la recuperación económica y “hablen también del empleo”, porque “no nos merecemos que nos engañen una vez más”.

Asimismo, el dirigente socialista ha expresado su temor a que el Gobierno aproveche las cifras del paro de abril que se publicarán mañana “para hacer de nuevo un discurso sobre la recuperación absolutamente propagandístico y electoralista”.

Durante su intervención, Ramón Jáuregui ha advertido sobre el “peligroso deterioro del universo socio laboral” al que estamos asistiendo en Europa y que, a su juicio, incide directamente sobre el desafecto de los ciudadanos. Por ello, pidió que la izquierda reivindique la Unión Social, la ‘pata’ social que está en el germen de la construcción europea pero que es también un instrumento fundamental para la igualdad y la seguridad que demandan los europeos.

Entre los compromisos socialistas de cara al 25M, citó el ya expresado por la candidata, Elena Valenciano, de que la Unión Europea haga un seguimiento de las políticas nacionales de igualdad entre hombres y mujeres, de tal manera que formen parte de los objetivos del Semestre Europeo. A ello se suma, la apuesta por revisar la directiva sobre igualdad salarial del año 2006, para establecer nuevos objetivos y compromisos más concretos.

Jáuregui concluyó afirmando que “el debate por la igualdad entre hombres y mujeres es una larga marcha que dista mucho de acabar, pero que en el campo laboral tiene desgraciadamente todavía un largo recorrido por hacer en España, en los sindicatos, las fábricas, la negociación colectiva , pero también en Europa y ese –dijo- es nuestro compromiso como socialistas”.