Javier Fernández:"Nos empeñaremos en cumplir: cumplir la ley, con nuestro programa, con nuestra ideología y con todos los asturianos"

El candidato socialista a la Presidencia de Asturias y secretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández, intervino en el Pleno de Elección de Presidente, celebrado en la Junta General del Principado. Estos son algunos extractos de sus palabras:

"Les invito a un primer acuerdo. Un pacto indispensable que sólo requiere tres condiciones: convicción democrática, humildad y sentido común. Tres requisitos para pasar urgente y definitivamente la página de la extravagancia, del desgobierno y de la soberbia, rasgos indelebles de los últimos meses; tres condiciones para recuperar en las instituciones la seriedad y dignidad que nunca debieron haber perdido y ponerlas al servicio de los asturianos para luchar contra la crisis".

"En ese retorno a la normalidad democrática, es indispensable constituir un Gobierno estable, sensato y riguroso".

"El auténtico desafío es no defraudar a los asturianos. Ésa es mi meta, y supongo también que la de todos quienes formamos esta Cámara. Por ello, mis ofertas de diálogo y consenso no tienen límites prefijados. Mi ambición de acuerdo, señorías, es máxima".

"Me limito a constatar un nuevo ejemplo de cómo se las gasta la derecha: subordina el interés de esta comunidad y el obligado respeto institucional a sus demonios interiores. Eso, todos debemosestar de acuerdo, es inaceptable".

"Me dirijo, por tanto, a todos los ciudadanos, tengan mayor o menor afición, ocupación y preocupación por los asuntos públicos. Porque vamos a hablar del futuro de esta comunidad. Y no habrá asturiano –resida o no en Asturias, viva en México, Madrid, Bruselas u Oviedo- al que no le afecte el futuro de su tierra. A las elecciones fueron convocados todos y para edificar el futuro quiero volver a sumarles a todos, sin desdenes ni olvidos".

"No aspiro a liderar un gobierno paliativo, de mera contención de la crisis; mi programa quiere superarla y avanzar hacia un mañana que encierre porvenir".

"Es preciso el esfuerzo, un programa serio, inquebrantable voluntad de ejecutarlo y muchísimo sentido común. También talento e inteligencia. Pero no basta con que lo tenga uno o presuma de tenerlo: precisa un equipo que supla sus propias e inevitables, por humanas, carencias. Con esa idea formaré mi Gobierno".

"El primer desafío para mi gobierno será resolver esos 100.000 problemas con nombre y apellidos. Son cien mil esperanzas que mantener, cien mil expectativas que preservar, cien mil ciudadanos que necesitan un trabajo para ser personas plenas en la Asturias del siglo XXI".

 

"Sin exageración dramática, esa austeridad depredadora pone en peligro muchísimo más de lo razonable".

"En este contexto, el margen de actuación del Principado es limitado, pero eso no significa abandono al fatalismo, narcótico y paralizante. Ni mucho menos, pero sí mucho más si tenemos la inteligencia de gestionar con eficacia y aprovechar las fortalezas de la sociedad asturiana. Permítanme apelar al optimismo realista".

"Asturias es un buen lugar para vivir y hemos de convertirlo en un lugar aun mejor para trabajar".

"El Ejecutivo que presida no pretenderá, ni por asomo, partir de cero. Se beneficiará de todo lo que hicieron los gobiernos anteriores de Asturias y de España. No destruirá ni dilapidará; aprovechará, que es la mejor forma de ahorro conocida".

"La etapa de la venganza, del ajuste de cuentas y de la discrepancia irracional ha de quedar a nuestras espalda...