Jordi Sevilla afirma que la presencia de la hija de Fabra en la lista del PP al Congreso es un caso de "nepotismo orgánico"

Dice que el PP busca además liberar una plaza en el Senado para aforar al ex alcalde de Burriana, imputado en un delito de urbanismo

El candidato del PSPV-PSOE al Congreso por Castellón Jordi Sevilla ha declarado que la imposición de Andrea Fabra, hija del presidente provincial del PP y de la Diputación, Carlos Fabra, en el segundo puesto de la lista al Congreso, “además de representar un nuevo caso de nepotismo orgánico en el PP”, sólo puede tener una lectura: la necesidad de liberar un acta de senador territorial para aforar al ex alcalde de Burriana, Alfonso Ferrada, imputado por varios delitos de corrupción urbanística en el juzgado número 1 de Villarreal.

La falta de confianza del PP en la victoria electoral en la circunscripción de Castellón, según Jordi Sevilla, ha llevado al líder provincial de este partido a reservar a Ferrada un acta en el Senado de designación directa por las Cortes Valencianas, “con lo que el ex alcalde de Burriana evita someterse a la incertidumbre de un resultado electoral que, tal como indican los sondeos, no le garantiza su elección como senador”.

Por otra parte, la designación de la hija de Fabra en el segundo puesto de la lista del PP al Congreso representa para Jordi Sevilla “una falta de respeto a la militancia de su partido”, y confirma que el PP ha confeccionado unas candidaturas en clave de derrota y sin entusiasmo, en consonancia con el débil liderazgo de Rajoy, su falta de proyecto, y sus escasa perspectivas electorales.

En opinión del candidato socialista, Fabra ha utilizado su poder orgánico para colocar a un pariente y aforar a un ex alcalde imputado, “lo que da una idea del concepto que tiene del interés general y de la función de los cargos de representación pública”. “En su mente –añade- no está la defensa de los intereses de Castellón, sino la situación personal de sus familiares y amigos”.

El peso de las sagas ha predominado como criterio a la hora de confeccionar las candidaturas del PP, agrega Sevilla, como lo demuestra la designación por quinta vez consecutiva como cabeza de lista de Juan Costa, hermano del secretario general del PP de la Comunitat Valenciana e hijo de ex concejala, y ahora Andrea Fabra como acompañante en el segundo puesto.

Sevilla duda de que el presidente regional del PP, Francisco Camps, haya dado su conformidad a la designación de Andrea Fabra, como afirma el padre de ésta, puesto que la candidatura que ha presentado hoy el líder del PP de Castellón merma definitivamente las posibilidades de este partido y “deja en la estacada a Miguel Barrachina”, que ocupa el tercer puesto.

Por último, Sevilla no ha ocultado la perplejidad que le ha causado el hecho de que Carlos Fabra haya presentado la designación de su hija en el segundo puesto de la candidatura como “un sacrificio”, puesto que según él mismo afirma, “estaba más tranquila en el Senado”. En candidato socialista le recuerda al líder del PP de Castellón que “los ciudadanos no eligen a sus representantes para que estén tranquilos en las instituciones, sino para que defiendan los intereses colectivos y trasladen sus inquietudes a los foros en los que se dirimen los asuntos públicos”.