Jordi Sevilla: "Es urgente un cambio de gobierno que haga una política presupuestaria radicalmente contraria a la del gobierno del PP"

Tras conocer el “mal dato” de cierre de déficit público de 2015, denuncia que “la desviación responde a la política electoralista del PP y a su ineficacia”.

31/03/2016

El responsable de economía del grupo de expertos y miembro del equipo negociador del PSOE para la formación de Gobierno, Jordi Sevilla, ha asegurado que el “mal dato” de cierre de déficit público de 2015 demuestra que “es urgente la necesidad de un cambio de gobierno” que haga “una política presupuestaria radicalmente contraria a la que ha realizado el gobierno del PP durante estos años”.

Para Jordi Sevilla, “necesitamos un gobierno que recupere la credibilidad para la economía española, hoy seriamente deteriorada por la deficiente gestión del PP”. Una nueva política presupuestaria que,-explicó-, tal y como figura en el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos, “se comprometa a que los españoles no paguen los platos rotos presupuestarios del gobierno del PP”, porque “no va a haber subidas del IRPF ni recortes sobre el gasto social” y “a que caminemos hacia un modelo de ajuste presupuestario negociado con Bruselas con una nueva senda más creíble de reducción del déficit público y con una estrategia de ajuste que no haga recaer esa reducción sobre los sectores más desfavorecidos”.

En una rueda de prensa en Ferraz, Sevilla señaló que “el principal riesgo que tiene nuestro país es que continúe el Gobierno del señor Rajoy, aunque sea en funciones”, y, por tanto, hoy “se evidencia más que nunca la necesidad de que los partidos políticos del cambio nos pongamos de acuerdo para enviar al señor Rajoy, al señor Montoro y al PP a la oposición, que es donde seguramente menos daño van a poder hacer a España”. “Es lo más positivo que puede ocurrir a nuestro país en este momento” y “sí, veo eso hoy más cercano que hace dos días”, apuntó.

Gestión ineficaz y electoralista del PP

Sevilla denunció que “si se han producido desviaciones” en el déficit, estas “son imputables al Gobierno. En primer lugar, porque no ha querido aplicar la ley de Estabilidad Presupuestaria en año electoral; en segundo lugar, porque no ha querido modificar la financiación de las CCAA como era su obligación, para aliviar su situación financiera; y en tercer lugar, porque se empeñó en hacer una rebaja electoralista del IRPF que, qué casualidad, ha costado exactamente lo mismo que la desviación del déficit” que hoy hemos conocido, por lo que “es fruto de la política electoral del PP”.

“Es curioso que Montoro decida ahora aplicar la ley de Estabilidad Presupuestaria, que él aprobó y ha estado incumpliendo durante todo el años pasado” y se ha preguntado si sería porque “casualmente había elecciones autonómicas que su partido quería ganar”, apuntó.

Sevilla insistió en que “la desviación responde a la política electoralista del PP y a su ineficacia” y “deja un lastre muy importante sobre el conjunto de España, sobre el conjunto de los ciudadanos y sobre el próximo gobierno”, y apuntó que, aunque se ha querido argumentar que ha habido gastos extraordinarios, también ha habido ingresos extraordinarios, porque “el presupuesto de 2015 se hizo sobre una previsión de crecimiento del PIB del 2% y ha terminado siendo del 3,2%”.

Informe sobre el déficit público

Asimismo, el responsable socialista se ha preguntado “por qué tenemos que creer estas cifras que nos da Montoro”, cuando hoy se ha demostrado que “mintieron” sobre el cumplimiento del déficit -tanto en la campaña electoral como en los meses posteriores- y que “no tienen credibilidad”.

Para el dirigente socialista “lo primero que tendrá que hacer el próximo gobierno de España será encargar a la autoridad fiscal independiente un informe sobre la sostenibilidad de las cuentas públicas  en España, para que nos cuente la situación real de la herencia presupuestaria que nos deja este gobierno”.

Además, Sevilla explicó que con el dato del 5’16% del PIB “nos colocamos a la cabeza en Europa como el país con más déficit público”, lo que supone “un fracaso sin paliativos de la política presupuestaria del gobierno del PP e imputable exclusivamente” a ellos.

En ese sentido, llamó la atención sobre el hecho de que “Montoro va a entregar, sobre aquello de lo que es responsable directo: el déficit público de la Administración General del Estado más déficit de la AGE y la Seguridad Social, más déficit público del que él recibió en el 2011 del Gobierno de Zapatero”.

En cuanto a la presentación de un nuevo programa de estabilidad a Bruselas, señaló que “este gobierno no está legitimado” para enviarlo. “Ni lo está por estar en funciones, ni lo está por la ausencia total de credibilidad que ha demostrado y que empezamos a conocer ahora”. Por tanto, “si quiere cumplir con la normativa comunitaria sobre los plazos en los que se tiene que enviar un programa de estabilidad, y si para entonces no hay formado un nuevo gobierno, tendrá que ir al Parlamento y sentarse a negociar con los grupos”.

No haremos el ajuste sobre las clases trabajadoras

Preguntado por qué política fiscal aplicarían los socialistas para hacer frente a esta situación, Jordi Sevilla ha recordado que –tal y como figura en su acuerdo de gobierno firmado con Ciudadanos- el compromiso es “no subir los impuestos a las rentas del trabajo” y que “tenemos toda una batería de reajuste fiscal” que afecta a las “rentas sobre la riqueza y el capital, las rentas de las sociedades y sobre el patrimonio”. “No vamos a hacer que el ajuste, que es más necesario y más grave, recaiga sobre las capas populares y más desfavorecidas”.