José Antonio Pastor cuestiona que el Gobierno vasco esté "capacitado para llevar a buen puerto" las obras del TAV

Dice que no "relaciona" ataques a empresas con la oposición de ETA al proyecto porque está "mendigando" el apoyo de EHAK a la consulta

El portavoz parlamentario del PSE, José Antonio Pastor, cuestionó hoy que el Gobierno vasco esté "capacitado para llevar a buen puerto" las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV), dada su "estrategia" de no "relacionar" los ataques a empresas que trabajan en la infraestructura con la oposición de ETA al proyecto. Pastor atribuyó esta actitud al objetivo de "no molestar a la izquierda abertzale", a la que aseguró que el tripartito "mendiga el apoyo a su consulta".

En una rueda de prensa celebrada en el Parlamento vasco, en la que contrastó "la celeridad" que imprime a la tramitación del proyecto de consulta el lehendakari, con su "pachorra" respecto a los temas sociales, reclamó a Ibarretxe que "haga caso" al presidente del PNV, Iñigo Urkullu, quien afirmó que las urnas para la consulta "no se abrirán" si ésta es suspendida por los tribunales.

Tras reclamar a Ibarretxe que atienda a Urkullu "más que al anterior presidente del PNV", Josu Jon Imaz, reprochó al lehendakari que trate de llevar a cabo una consulta "que ha nacido muerta por su claro déficit de legalidad", con el respaldo de "quienes siguen siendo incapaces de condenar a ETA".

Denunció que el presidente del Ejecutivo vasco "mendiga el apoyo de EHAK" al proyecto y "pone en duda el carácter terrorista y la autoría de ETA" en los atentados contra empresas adjudicatarias de las obras de la Y ferroviaria.

"NO OFENDER"

"Ibarretxe y su Gobierno se empeñan en no querer ofender a quienes quieren acabar con bombazos con el TAV", censuró, en referencia a la negativa de la portavoz del Gobierno, Miren Azkarate, y de la consejera de Transportes, Nuria López de Guereñu, a vincular estos atentados con una campaña de la banda contra el TAV.

Recordó que el Departamento de Interior y el Ejecutivo central "tienen datos objetivos" respecto a esta relación y que "la propia ETA ha dicho que el TAV es uno de los objetivos prioritarios", motivos por los que afirmó que "no se entiende mucho el errático comportamiento" del tripartito en esta materia.

"MEZQUINO"

Ante esta situación, el dirigente socialista se preguntó si Ibarretxe y el tripartito "están capacitados para llevar a buen puerto" las obras de esta infraestructura. Recordó que "han sido los propios empresarios quienes han denunciado la falta de mensajes de apoyo por parte de responasbles del Gobierno" tras los ataques perpetrados contra sus instalaciones.

Atribuyó esta actitud del Gobierno a "una estrategia destinada a no molestar demasiado a los representantes del mundo de la izquierda abertzale con la vista puesta en las elecciones, sean estas cuando sean", algo que calificó de "mezquino". Además, tras denunciar que Ibarretxe "no ha hecho ni una sola visita" a las obras de la Y, señaló que "por algo será".