José Blanco: “Mariano Rajoy debe dejarse de cantos de sirena y concretar qué recortaría de los PGE"

Pide al líder del PP que defienda la fortaleza de la economía española, como hace Zapatero

El Vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha exigido hoy a Mariano Rajoy que “deje de lanzar cantos de sirena sobre su voluntad de llegar a un pacto contra la crisis y explique claramente los recortes que él aplicaría en las inversiones públicas o en las políticas sociales”.

Blanco ha respondido así a Rajoy y le ha pedido que detalle con claridad qué partidas suprimiría o recortaría de los Presupuestos Generales del Estado para hacer frente a la crisis. “¿Paralizaría la llegada del AVE a Galicia, Valencia o Navarra?, ¿Congelaría las pensiones o los sueldos de los empleados públicos? ¿Paralizaría el desarrollo de la Ley de Dependencia? o ¿suprimiría la dotación para becas, los 2500 € por nacimiento..?”. “Si esa es su exigencia para llegar a un acuerdo –añade- ya le advertimos de que no vamos a aceptar. Si tiene otras propuestas, nosotros siempre estamos abiertos a escucharlas”.

Para el Vicesecretario general del PSOE, “más le valdría a nuestra economía que Rajoy pusiera en valor y defendiera, como hace permanentemente el Presidente del Gobierno, la fortaleza de sectores que, en lugar de atravesar graves dificultades como sucede en otros países de nuestro entorno, están soportando sólidamente la crisis financiera internacional”.

“En lugar de defender a los empresarios y a los trabajadores -asegura Blanco- aprovecha siempre que puede para poner en duda nuestra capacidad productiva, tirar por tierra a nuestras empresas y criticar al Presidente del Gobierno de España cuando está defendiendo los intereses de nuestro país, aquí o en el extranjero”.

José Blanco concluye afirmando que “no se conoce en el contexto europeo un líder de la oposición que esté permanentemente hablando mal de la economía de su país y de las perspectivas de futuro para salir de la crisis. Ese es el patriotismo del que hace gala el Sr. Rajoy y que tan poco favorece al futuro de los trabajadores y empresarios españoles