José Luís Ábalos: “Moix no puede seguir ni un minuto más en su puesto”

"Más allá de la legalidad, es evidente que alguien que lucha contra la corrupción tiene que ser ejemplar en esta lucha"

31/05/2017

El portavoz socialista, José Luis Ábalos, ha reiterado hoy que el fiscal anticorrupción, Manuel Moix, “no puede seguir ni un minuto más en su puesto, en su responsabilidad. Esperamos que el Fiscal General del Estado actúe en este caso, que es quién puede, y lo haga de manera inmediata porque es un sinsentido que tuviéramos un escándalo con el exministro Soria por una cuestión similar de empresas en Panamá y el fiscal responsable de la lucha contra la corrupción incurra en el  mismo caso”.

 

“Más allá de la legalidad, es evidente que alguien que lucha contra la corrupción y que tiene que ser ejemplar en esta lucha, sabiendo que los corruptos utilizan mucho el mecanismo de los paraísos fiscales, es un absoluto sinsentido que le inhabilita para esta función en la que debe ser ejermplarizante”, ha subrayado Ábalos en declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso. Asimismo, sobre la confianza mostrada por el gobierno en Moix, el diputado socialista incidió en que “lo tienen que explicar” e insistió en que “no es un problema de legalidad sino de ejemplaridad”.

 

Comisión de investigación del exministro del Interior

El portavoz socialista también se ha referido a la decisión adoptada hoy por la Junta de Portavoces de prorrogar hasta el 31 de julio los trabajos de la Comisión de Investigación del exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para asegurar que la decisión del GPS “ha sido siempre que dicha comisión tuviera el tiempo suficiente para culminar sus trabajos y que pudieran presentar unas coclusiones y tuviera las comparecencias necesarias para ello” .

 

En este sentido, Ábalos explicó que el 8 de junio terminaba esta comisión y por lo tanto, “nosostros hemos apoyado este aplazamiento. Lo hicimos sobre la base de un acuerdo que estableció la propia comisión. Un acuerdo ciertamente extraño dado que, es una comisión que no tiene esa capacidad, la de elevar a la propuesta de prorrogar sus trabajos hasta el mes de diciembre”.

 

Así, el portavoz socialista matizó que “una comisión que estaba prevista para tres meses, solicitaba seis”. Pero en este punto y más allá de esta circunstancia, Ábalos señaló que “nosotros apoyamos por tanto, lo que había resuelto la propuesta, pero eso no quiere decir que lo importante fueran las fechas. Lo importante es que la comisión pudiera concluir sus trabajos”.

 

En este sentido, el portavoz socialista ha explicado que esta mañana la Mesa les ha hecho una propuesta en función de dos escritos, uno de ellos sucrito por Podemos, el GPS, ERC, PNV, en virtud del cuál varias formaciones se hacían eco de la solicitud de la comisión, y otro escrito del PP que planteaba aplazarlo un mes.

 

En concreto, sobre la propuesta de la Mesa de aplazar dicha comisión hasta el 31 de julio, “Ábalos ha añadido que para ello hay que declarar hábil el mes de julio. Esa era la propuesta y no otra. Podrá gustar o no gustar y así ha sido en el debate que se ha producido, pero no había más pronunciamiento que la propuesta de la Mesa”. “Nos parece que  entre el 31 de julio frente al 8 de junio, conviene agarrarse al 31 de julio y poderlo tener para aprobación en el Pleno de hoy”.

 

“Dos meses más para una comisión que tenía tres es un aplazamiento aprovechable, creo que en ese tiempo  se pueden plantear las comparecencias que la comisión estime pertinentes, que les dé tiempo a leer toda la documentación presentada que puedaan también hacer la presentación de las conclusiones”, señaló para añadir que Julio es un mes que al habilitarlo “cunde un poco más que en periodo ordinario”. En este punto, explicó igualmente que la comisión pudiera volver a pedir otro aplazamiento, como establece el propio acuerdo de constitución, que dice que “los aplazamientos serán por meses”.

 

Por último, sobre la decisión de que Rajoy tenga que desplazarse para declarar en la Audiencia Nacional,  aseguró que “lo intentan eludir y quitarlo importancia pero es evidente que el presidente del gobierno quería rehuir una comparecencia ante la justicia como le corresponde a cualquier otro ciudadano  que no tiene derecho a un plasma para ello”.