José Miguel Pérez: “El resultado de las elecciones autonómicas es un mensaje claro al Gobierno sobre la necesidad de paralizar la LOMCE”

Los Gobiernos autonómicos socialistas solicitarán la convocatoria inmediata de la Conferencia Sectorial de Educación para abordar la paralización del calendario de aplicación de la LOMCE y, en concreto, las pruebas externas en cada etapa_x000D_ El PSOE también trasladará esta petición a través de los parlamentos regionales, el Congreso y el Senado_x000D_

El secretario de Educación del PSOE, José Miguel Pérez, ha señalado esta mañana que “el resultado de las elecciones autonómicas es un mensaje claro al Gobierno sobre la necesidad de paralizar la aplicación de la LOMCE”. El dirigente socialista ha recordado que a lo largo de la legislatura actual “hemos venido planteando, de forma reiterada, la necesidad de que en España se logre un gran acuerdo en materia educativa, que es justo lo contrario de lo que han practicado tanto el Gobierno de Rajoy como el ministro de Educación”.

José Miguel Pérez ha anunciado que el PSOE y los gobiernos autonómicos socialistas –“tras unos recientes resultados electorales que han dejado claro el mensaje de la ciudadanía”- solicitarán la paralización inmediata del desarrollo de la LOMCE, y de manera concreta en lo relativo a la implantación de los nuevos currículos de las pruebas externas en cada etapa educativa. Esta petición también se cursará a través de los grupos socialistas en parlamentos regionales, el Congreso y el Senado.

El dirigente socialista considera que “estamos ante la responsabilidad de abrir una nueva etapa a la altura de los retos educativos de España, sustentado en los acuerdos y en el diálogo”, y por ello “invitamos a un proceso de diálogo de todas las fuerzas políticas, de la administración educativa y del conjunto de la comunidad con el claro objetivo de aunar voluntades en la superación del modelo impuesto en la LOMCE para la educación en España”, que deje atrás “el retroceso en el derecho efectivo a la educación y una degradación muy amplia en la gestión de las políticas” que han traído las prácticas conservadoras.

Para Pérez, la LOMCE ha generado “un profundo rechazo”, “justificado además por la falta de planificación, su incoherencia y la ausencia de plazos materiales y de diálogo para su aplicación, lo que ha generado una enorme incertidumbre en la comunidad educativa”.