José Miguel Pérez: "Queda claro que al gobierno de Rajoy le sobran universitarios pero le faltan universidades privadas".

"Wert ha hecho todo lo posible para dificultar y restringir el acceso a la educación superior mediante una desproporcionada subida de precios públicos de matrícula, el endurecimiento de los criterios para las becas y el recorte de recursos dedicados a la universidad pública. El siguiente paso ha sido allanar el camino a la oferta privada".

El secretario de Educación del PSOE, José Miguel Pérez, ha señalado que " con la aprobación ayer en Consejo de Ministros del RD de creación, reconocimiento, autorización y acreditación de centros universitarios, Wert finaliza su mandato con sus señas de identidad inconfundibles: la imposición y la privatización de la educación".

Para el responsable de Educación lo que queda claro con esta decisión es que "al Gobierno de Mariano Rajoy le sobran universitarios pero le faltan universidades privadas”, y que “ hoy en España hay dos perspectivas sobre la educación radicalmente diferentes: una la que pretende hacer un buen negocio con ella y otra que entiende su importancia para asegurar un derecho, así como su indispensable papel para el desarrollo del conjunto de la sociedad".

Para José Miguel Pérez "estamos ante una nueva decisión encaminada a extender la privatización, mediante un sistema que facilita la proliferación de centros sin garantías, que desatiende  los criterios de calidad, transparencia e interés público que deberían regir la política universitaria". A juicio del responsable socialista "desde el inicio de su mandato, Wert ha hecho todo lo posible para dificultar y restringir el acceso a la educación superior mediante una desproporcionada subida de precios públicos de matrícula, el endurecimiento de los criterios para las becas y el recorte de recursos dedicados a la universidad pública. El último paso ha sido allanar el camino a la oferta privada con la aprobación de este decreto".

Para José Miguel Pérez, “es imprescindible un cambio de gobierno en el menor tiempo posible que permita revertir esta política de ataque al sistema público educativo, recuperar el diálogo  con la comunidad universitaria y derogar aspectos como la tasa de reposición, el decreto de estructura de grados y la privatización deliberada de la formación superior que conlleva este decreto tal y como se ha expuesto hoy tras el Consejo de Ministros".

"La respuesta que la sociedad ha trasmitido con nitidez en las elecciones del día 24 de mayo demuestra que es necesaria la paralización de la reforma educativa, en este caso universitaria, y la apertura de un proceso de diálogo y trabajo para el acuerdo, que alumbre una nueva política desde las premisas de asegurar el derecho a la educación, la calidad para todos el sistema público. En definitiva abandonar la imposición de políticas educativas con soluciones caducas  propias de otros siglos y que poner las bases de un modelo a la altura de nuestros retos en el siglo XXI.