JSE: "El Gobierno ha tomado medidas discriminatorias racialmente en materia sanitaria"

Juventudes Socialistas de España se lamenta de los retrocesos que el Gobierno del PP ha practicado en el sistema de Sanidad Pública Español, tratando de terminar con su universalidad al marginar a uno de los grupos sociales más desfavorecidos, las personas en estancia irregular

Juventudes Socialistas de España ha exigido hoy al Gobierno que retroceda en sus intenciones de restringir el servicio sanitario a las personas residentes en España en situación irregular pues supone el mayor ataque que nuestro, hasta ahora universal sistema sanitario, podría sufrir.

El Secretario General de JSE, Nino Torre, ha afirmado que "esta medida saca a relucir las intenciones más oscuras del Partido Popular pues daña seriamente la solidaridad y la cohesión social por la que tan duramente hemos trabajado en este país en los últimos años y eso, es además un duro golpe para la inversión en el progreso de España".

Torre ha destacado que "esta injusticia repercute directamente en los niveles de productividad y, por tanto, en la protección de la población. No podemos permitir que, por una cuestión de ingresos, se margine a determinados grupos sociales. En un sistema como el nuestro, sustentando por la recaudación fiscal y no por cotizaciones laborales, debe buscarse favorecer la igualdad de oportunidades y fomentar la integración social de personas en riesgo de exclusión, como lo son los inmigrantes en situación administrativa irregular.”

"Por eso - ha añadido Torre - el Gobierno debe actuar ya, debe retractarse en sus medidas que, bajo la premisa de que se han producido abusos en la sanidad pública por parte de ciudadanos extranjeros y el potencial ahorro de 1.000 millones de euros, han aprobado mediante un Real Decreto Ley, practicando así el mayor ataque a la Sanidad Pública en toda su historia.".

Torre ha recordado que •fue la oposición de los Ejecutivos autonómicos socialistas la que llevó al Tribunal Constitucional a adelantar la decisión de que dejar sin atención sanitaria a determinadas personas era contrario a la Carta Magna, y el Gobierno y el PP, lejos de rectificar, han mantenido esta postura inaceptable sobre la base de que aún no ha recaído una sentencia definitiva”.

Torre ha concluido asegurando que "Rajoy y su ministra de Sanidad Ana Mato se enfrentan a una negativa administrativa que proviene de Andalucía, Asturias, Cataluña y Euskadi. Es una medida que no respalda la Constitución y que ha provocado la preocupación de la ONU. Ante esta situación, al Gobierno sólo le queda retractarse y devolver los derechos a los inmigrantes que les han arrebatado con estas medidas injustamente discriminatorias".