Juventudes Socialistas de Madrid lanza una campaña contra la segregación por sexo en la educación

El Gobierno de Esperanza Aguirre ha anunciado que mantendrá las subvenciones públicas a este tipo de centros tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo

MÁS INFORMACIÓN EN LA PÁGINA DE JSM EN FACEBOOK

Juventudes Socialistas de Madrid (JSM) ha lanzado la campaña '#juntossomosiguales' para protestar contra la segregación por sexo en la educación al considerarla "inaceptable".

La campaña se presenta después de que el Gobierno regional haya anunciado que mantendrá las subvenciones públicas a este tipo de centros tras conocerse la sentencia del Tribunal Supremo.

El secretario general de JSM, Plácido Vázquez, ha manifestado que "la segregación por sexo es tan inaceptable como la antigua segregación racial y también se intenta legitimar apelando a la ciencia, a la religión o a las costumbres pero es incompatible con una sociedad libre, igual y democrática". Así, Vázquez ha reclamado al Gobierno regional a través de un comunicado que retire de manera inmediata las subvenciones a ocho centros que han adoptado esta práctica.

Por otro lado, Plácido Vázquez ha acusado a la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, de "continuar con su costumbre de desobediencia y desacato a las instituciones del Estado" afirmando que "cuando tiene que escoger entre las leyes y su extremismo ideológico y moral elige siempre lo segundo".

El líder de los jóvenes socialistas madrileños ha querido ir un paso más allá y ha pedido abrir el debate no sólo a la necesidad de retirar subvenciones públicas a estos centros sino también a la posibilidad de prohibir incluso centros privados de este tipo ya que "nadie aceptaría un colegio privado que separase niños blancos y negros".

Por su parte, la vicesecretaria general y secretaria de Igualdad de JSM, Noelia Seibane, ha afirmado que la segregación del alumnado por sexo "supone una vuelta al pasado" y ha criticado que el PP promueva un sistema educativo "que ya no educa en valores de igualdad, tolerancia y respeto, sino en la separación y la división entre niños y niñas".