La colaboración entre España y Francia en la lucha contra ETA será total

Zapatero advierte a los etarras de que serán perseguidos sin descanso en Francia

El jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró este martes que Francia y España tienen un gran pesar por la muerte del policía galo Jean-Serge Nérin, pero advirtió de que los etarras deben sentir "una grave inquietud" porque serán perseguidos "sin descanso" hasta que se logre acabar con ellos.

Zapatero hizo estas afirmaciones en el Palacio del Elíseo tras reunirse con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, con quien encabezó previamente en la localidad de Melun, al sureste de París, el funeral por el primer agente galo asesinado por ETA.

"Tenemos un gran pesar por la muerte del policía francés, pero quienes deben tener una grave inquietud son los miembros de ETA porque van a ser perseguidos sin descanso por dos grandes policías, conjuntamente, hasta acabar con la presencia de ETA y su existencia en este país", manifestó.

Sarkozy, quien en la ceremonia laica con la que se honró a Nérin prometió "tolerancia cero" frente al terrorismo y garantizó que Francia no será "retaguardia y base" de la organización terrorista ETA, garantizó en el Elíseo que la cooperación con España será "total".

El presidente francés agradeció a Zapatero y al ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, su presencia en Melun y Zapatero subrayó el "coraje y la valentía" de Francia para ayudar a España en la lucha contra ETA.

"No se les olvidará nunca a los españoles el apoyo que Francia da en la lucha contra ETA por la libertad y la paz en España", dijo Zapatero, antes de garantizar que tampoco se olvidará al policía muerto a manos de la banda terrorista.

Con su presencia en el funeral, explicó, quería trasladar a los familiares del agente fallecido, a la policía gala y al Gobierno y al pueblo francés el pésame y las condolencias de España.

"Nuestro dolor ha sido un dolor igual que cuando hemos tenido un asesinato, cuando hemos sufrido una víctima de ETA", subrayó.

Zapatero mostró su "emoción" al escuchar el claro compromiso de Sarkozy para "perseguir uno a uno" a los miembros de ETA en Francia y erradicar los lugares que les sirven de base o apoyo.

Antes de esta declaración en las puertas del Elíseo, sin admitir preguntas de los periodistas, ambos compartieron un almuerzo de trabajo al que también asistieron Rubalcaba, el ministro francés del Interior, Brice Hortefeux; la titular gala de Justicia, Michèle Alliot-Marie, y el secretario de Estado español de Interior, Antonio

Camacho.

La lucha contra ETA y el futuro económico de la UE y de la zona euro centraron el encuentro, en el que ambos gobiernos, según destacaron a Efe fuentes del Ejecutivo español, constataron la "excelente" cooperación de las policías de los dos países contra el terrorismo.

No obstante, Zapatero y Sarkozy ratificaron su deseo de redoblar esfuerzos para acabar con la presencia de ETA en Francia, donde el año pasado fueron detenidos 33 miembros de la banda terrorista.

En estos momentos las fuerzas de seguridad galas continúan movilizadas para localizar a los siete supuestos etarras implicados en el tiroteo en el que resultó muerto Nérin.

El único detenido en esa acción fue Joseba Fernández Aspurz, que ya se encuentra en prisión por orden de la justicia francesa.