La Constitución “ha sido, es y será útil”

Zapatero destaca que el texto fortalece la convivencia y permite que el país progrese

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró ayer que "no es imprescindible" reformar la Constitución y aseguró que si no hay un clima de acuerdo y consenso el Gobierno no propondrá ninguna iniciativa en ese sentido.

En declaraciones a los medios de comunicación al llegar al Congreso de los Diputados para asistir a los actos conmemorativos del treinta aniversario de la Constitución, Zapatero se ha mostrado convencido de que la Carta Magna "ha sido, es y será útil". "Podríamos mejorarla, pero no es imprescindible", recalcó el jefe del Ejecutivo antes de asegurar que no es una "tarea prioritaria" del Gobierno en este momento.

La reforma, insistió, necesita de un clima de acuerdo y, si no lo hay, el Gobierno, "desde luego, no planteará ninguna iniciativa". Zapatero respaldó la Carta Magna "tal como está" y garantizó que se puede funcionar con el texto actual para que el país progrese, se fortalezca la convivencia y se refuercen los espacios de acuerdo y consenso, "siempre muy convenientes en democracia".

En su opinión, los treinta años de vigencia de la Constitución, "tan positiva", han sido probablemente los mejores de la historia de España, años de libertad, democracia, progreso económico y social y de proyección del país en el mundo.

"La tarea que tenemos en este tiempo es lograr que los próximos treinta años sean aún mejores para que avancemos socialmente, exista más igualdad entre hombres y mujeres, para que nuestra educación alcance las cotas que España merece y para que sigamos transmitiendo admiración en el mundo", concluyó.