La crisis alimentaria mundial será el tema que inaugure en junio la nueva Fundación del PSOE

El objetivo es "seguir pensando en el futuro y ofrecer a los españoles soluciones a sus problemas"

La nueva Fundación socialista que organiza el ex ministro de Trabajo, Jesús Caldera, se estrenará con toda probabilidad en el mes de junio con un debate sobre la crisis alimentaria mundial al que acudirán expertos en política, economía y sociología tanto españoles como extranjeros.



Aunque la creación de la Fundación (aún sin nombre) no se aprobará oficialmente hasta el Congreso del PSOE de los días 4, 5 y 6 de julio, el que será su presidente ha decidido organizar "con inmediatez" esta primera iniciativa porque, según asegura en una entrevista con Efe, ante una crisis global como ésta "no podemos estar parados".



Caldera considera muy positivo que el PSOE se plantee buscar soluciones y alternativas a los retos de futuro justo cuando se encuentra en un buen momento de respaldo social, y lo compara con otras "situaciones" (en referencia, sin citarlo, al PP) en las que "uno aprecia falta de proyectos" y "más debates nominalistas".



El encargo de dirigir esta nueva Fundación lo recibió del presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas, José Luis Rodríguez Zapatero, con el objetivo de "seguir pensando en el futuro y ofrecer a los españoles soluciones a sus problemas". "Y es muy interesante que lo hagamos, a diferencia de otros, cuando estamos en la plenitud", insiste Caldera, quien afirma que no hay que "dormirse en los laureles", sino "pensar en lo que ocurrirá en 2012 ó 2016".



Este "think tank" o "laboratorio de ideas", como así lo define, dará prioridad en sus análisis, debates e investigaciones a temas como la consecución de la igualdad real entre hombres y mujeres, el desarrollo de un crecimiento económico sostenible, la lucha contra el cambio climático o la pobreza en el mundo.



De entre todas estas prioridades, Caldera ha optado por la crisis alimentaria mundial para comenzar las actividades de su Fundación, ya que es "bastante grave" y "puede provocar oleadas de inmigración o desatar violencia".



El ex ministro de Trabajo tiene en mente que su Fundación sea una red abierta a todas las corrientes de izquierdas o de progreso. Para ello quiere contar con otras fundaciones en Estados Unidos o en Europa y con personalidades del mundo de la política, la economía o la ciencia de distintos países; de hecho, algunos de los expertos que colaboraron con el PSOE en su último programa electoral participarán en el debate de la crisis alimentaria de junio.



Caldera está convencido de que España puede ser "un ejemplo en algunos aspectos para la comunidad internacional", como en integración y convivencia -tanto de sus distintos territorios como de los inmigrantes- o en materia de prestaciones sociales, "que no son incompatibles con el crecimiento económico".



Según asegura, es posible compaginar un sistema económico donde la producción sea sostenible, se garantice el pleno empleo, se mejore la protección social y se favorezca la igualdad. "Quienes dicen que para seguir creciendo económicamente tenemos que reducir los derechos sociales están mintiendo, están defendiendo sus privilegios; ése es el pensamiento conservador", subraya.



A las inevitables comparaciones con la fundación FAES, vinculada al PP, Caldera responde que ésta última está volcada en un espacio ideológico bastante extremo, en una derecha muy conservadora", y asegura que "en ocasiones hemos podido comproba...