La economía española seguirá creciendo

El PIB crecerá un 2,3% en 2008 y en 2009, una tasa superior a la media europea, y se mantendrá la creación de empleo neto y mejorará la productividad

El Ejecutivo estima que la economía española crecerá un 2,3% tanto en 2008 como en 2009, tasa que seguirá siendo superior a la medida europea. Además, se continuará creando empleo neto durante los próximos tres años, mejorará la productividad y es posible repetir el superávit presupuestario. Las tasas de crecimiento volverán a situarse en el entorno del 3% a partir del año 2010.

El Consejo de Ministros ha recibido este viernes un Informe del Vicepresidente segundo y Ministro de Economía y Hacienda sobre la posición cíclica de la economía española, informe que ha sido remitido a las Comunidades Autónomas.

La Ley General de Estabilidad Presupuestaria establece que este informe debe tomarse en cuenta para la fijación de los objetivos de estabilidad de las Administraciones Públicas de los tres ejercicios siguientes.

Dada la sucesión de informaciones adversas sobre la situación económica internacional que se viene produciendo desde el pasado verano, que ha obligado a los organismos internacionales a revisar sus previsiones en varias ocasiones, el Gobierno ha decidido modificar también el escenario macroeconómico establecido en el mes de diciembre en la actualización del Programa de Estabilidad.

De este modo, se garantiza que los objetivos de estabilidad presupuestaria que se fijen para el próximo trienio se adecuan a la realidad económica española. Con la información disponible en este momento, el Ministerio de Economía y Hacienda prevé que la economía española crecerá un 2,3%, tanto en 2008 como en 2009.

La moderación en las tasas de crecimiento se centrará en estos dos años para recuperar con rapidez niveles en el entorno del 3% a partir de 2010. La recuperación, según ha señalado el Vicepresidente segundo, comenzará a ser apreciable a partir del segundo semestre de 2009.

En cualquier caso, y a pesar de la moderación de la actividad, el crecimiento de la economía española en los próximo años seguirá siendo superior a la media europea y, por tanto, seguirán produciéndose avances en la convergencia real hacia los países más avanzados. El consumo se estabilizará en tasas de crecimiento del 2,2% hasta 2009, gracias a las medidas de estímulo anunciadas la semana pasada.

Esta moderación en la tasa de crecimiento será el resultado del menor ritmo de creación de empleo y los efectos del endurecimiento en el acceso al crédito observado en los últimos trimestres. La desaceleración de la inversión será algo más acusada como consecuencia del proceso de ajuste que está experimentando el sector de la vivienda, que va a ser más pronunciado, pero también más breve, de lo esperado.

Además, a partir de 2010 se espera una recuperación notable de la inversión en bienes de equipo. Por lo que se refiere al mercado laboral, es destacable que seguirá creándose empleo neto durante los tres próximos años y que la productividad mejorará de manera apreciable. Por el contrario, la tasa de paro experimentará un incremento este año y el siguiente, para empezar a descender de nuevo a partir de 2010. En cuanto al sector exterior, prácticamente desaparecerá su aportación negativa al crecimiento.

La tasa de incremento de las exportaciones mostrará una desaceleración debido al deterioro de las condiciones económicas internacionales hasta 2009, recuperándose después de forma apreciable, conforme los me...