La Fundación Ideas presentó su informe de análisis sobre el 7-J

Con las intervenciones de Jesús Caldera y Juan Fernando López Aguilar

La Fundación Ideas para el Progreso presentó esta tarde en Madrid el informe que analiza los resultados de las elecciones europeas del 7 de junio en España. En el acto han participado Jesús Caldera, Vicepresidente de la Fundación Ideas, y Juan Fernando López Aguilar, presidente de la delegación socialista española en el Parlamento Europeo.

También han intervenido Antonio Estella, Senior Fellow y Responsable del Área Unión Europea de la Fundación, y Carlos Mulas, Director Ejecutivo de Ideas. Este trabajo realiza un análisis de los resultados de las elecciones europeas del 7-J en España, teniendo en cuenta los de los demás países que forman parte de la UE. Las ideas fundamentales de este trabajo son las siguientes:

La izquierda ha obtenido un resultado más equilibrado de lo que algunos análisis pretenden hacer ver. Con carácter general, la dispersión del voto a partidos de izquierda es mayor que la dispersión a partidos de derecha. El caso español, por ejemplo, es claro en ese sentido. Si tenemos en cuenta todas las opciones de izquierda y centro izquierda, y todas las opciones conservadoras, el mapa resultante es mucho más matizado. En países como Francia, Alemania, Portugal (a la que hay que añadir a España, como ya hemos dicho), el porcentaje de voto que obtienen las formaciones de izquierda es mayor que el que obtienen las de derecha.

En toda Europa se produce un efecto de penalización a los partidos que están en el Gobierno (efecto "Incumbent"), como consecuencia de la crisis, pero en España este efecto es mucho menor que en otros países.

MENOS CASTIGO POR LA CRISIS

Los electores han penalizado a los gobiernos por la crisis, independientemente de quien esté en el gobierno (sea progresista o conservador). Si tenemos en cuenta este efecto, el PSOE es, de los

partidos que están actualmente en el poder en España, de los que menos sufren el castigo de los votantes como consecuencia de la crisis económica.

En este sentido: Sarkozy sufre un bajón de casi 12 puntos en relación con las últimas elecciones generales que se produjeron en Francia; Nueva Democracia (el partido en el gobierno en Grecia), de 9,51 puntos; Sócrates, en Portugal, de casi 19 puntos; Gordon Brown, en Reino Unido, de casi 20 puntos, etc. En este contexto de amplio castigo a los gobiernos europeos como consecuencia de la situación económica que se está viviendo en todo el mundo, la bajada del PSOE en estas

elecciones es considerablemente menos intensa (5,6% en relación con las generales de 2008).

RESULTADOS NO EXTRAPOLABLES

Los resultados de las elecciones europeas no  se pueden extrapolar a las próximas elecciones nacionales. Los comicios europeos tienen características específicas que los hacen únicos y, por tanto, no extrapolables a otras elecciones (sean estas locales, autonómicas o nacionales).

Primero, porque existe un “efecto participación” que afecta de manera muy clara al PSOE en las elecciones europeas. Como todo el mundo sabe, ha habido muy poca participación en estas elecciones. Esta es la tónica general en las elecciones europeas. Pues bien, la menor participación en este tipo de consultas afecta en mucha mayor medida al PSOE que al PP. Se calcula que de toda la abstención que ha habido en todas las elecciones europeas en las que ha participado España, el 78% provino de la izquierda. Además, se calcula que el “efecto participación” para el PSOE ha sido de 0,77 puntos en estas elecciones europeas.

EL PSOE HABR&Iacut...