La Gestora propone una nueva composición de los grupos parlamentarios en Congreso y Senado de acuerdo a criterios de "capacidad y confianza"

Asegura que los cambios afectan "a la estructura de representación del partido en el trabajo que hacen los grupos, pero no al ámbito institucional de las propias Cámaras"

17/11/2016

La Comisión Gestora del PSOE ha aprobado esta tarde una propuesta para la conformación y estructura de los grupos parlamentarios en Congreso y Senado que, según ha explicado su portavoz, Mario Jiménez, se ha hecho respondiendo a dos criterios: “la capacidad de los compañeros y compañeras que asumen esa responsabilidad, y también la confianza”.

Durante una rueda de prensa en Ferraz, Jiménez insistió en que esos cambios, que se producen como consecuencia del cambio en la dirección del PSOE, “tienen que afectar a la estructura de representación del partido en el trabajo que hacen los grupos, pero no deben afectar al ámbito institucional de las propias Cámaras”.  “No entendemos que por cuestiones partidarias se altere el normal funcionamiento de las Cámaras desde el punto de vista institucional, y por lo tanto, los cambios van a afectar esencialmente a los portavoces y a los que representan el nombre del grupo socialista en las distintas Comisiones y en el Pleno en las distintas materias y no van a afectar a la estructura de las Comisiones”.

Jiménez explicó que otro criterio en el que se basan estos cambios tiene que ver con “el proceso que abren el PSOE y el PSC de diálogo y de negociación de cara a evaluar y reformular si así se estima el protocolo de relación entre ambos partidos”. “Ese proceso esa abierto y entendemos que lo razonable es que cuando concluya el trabajo de ambas delegaciones  se haga el replanteamiento definitivo de la estructura de los grupos parlamentarios, pensando en que es indispensable una permanente coordinación del trabajo parlamentario entre el PSOE y el PSC”.

Nuevas direcciones Congreso y Senado

Respecto a la dirección del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, el portavoz de la Gestora anunció que queda de la siguiente forma: presidente y portavoz, Antonio Hernando; secretario general, Miguel Angel Heredia, y como secretarios adjuntos Isabel Rodríguez, Marisol Pérez, Pedro Muñoz y  José Luis Ábalos. La quinta secretaría adjunta, que ocupaba Meritxell Batet, queda vacante hasta la finalización de las negociaciones entre el PSC y el PSOE.

La dirección permanente del Grupo en el Senado sería la siguiente: portavoz, Vicente Álvarez Areces; secretaria general del grupo, Matilde Valentín, y como portavoces adjuntos Francisco Menacho, Juan Francisco Martínez Aldama, Rosa Aldea y Begoña Nasarre.

Comisión Negociadora PSOE-PSC

Durante la comparecencia, Mario Jiménez informó de la composición de la Comisión negociadora PSOE-PSC. Por parte del PSC estará integra por Salvador Illa, Antonio Balmón y Meritxell Batet, y por parte del PSOE formarán parte Elena Valenciano, Francisco Fuente y el propio Mario Jiménez.

Jiménez explicó que el objetivo de esta Comisión será hacer “una evaluación honesta del protocolo, de su vigencia en términos reales, y afrontar con sinceridad y con la voluntad de seguir caminando juntos la relación entre las dos organizaciones”. Se trata- explicó de “asegurarnos que las reglas están claras y garantizar que en el futuro cualquier conflicto que pueda producirse, desde el punto de vista político u organizativo, tiene una referencia en ese acuerdo”. Asimismo, destacó que ambas organizaciones trabajan con la voluntad de que las negociaciones “lleguen a buen término”.

Declaraciones Cristina Cifuentes

Preguntado por las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, al asegurar que los madrileños pagan la sanidad y la educación de los andaluces, Jiménez se mostró sorprendido por la “profunda y gravísima ignorancia de la presidenta de la Comunidad de Madrid sobre cómo funciona el sistema de financiación en este país”, ya que “aquí no hay remesas por las que salgan camiones de dinero desde Madrid a Andalucía u otros territorios para pagar los servicios públicos, sino que hay una contribución individual a través de los impuestos que se juntan en una caja común y que permiten la financiación de los servicios públicos”.

“Establecer un conflicto entre territorios expresado en esos términos me parece muy irresponsable en boca de la presidenta de una CCAA” y “manifiesta una actitud profundamente insolidaria que no se corresponde con alguien que ocupa una responsabilidad de esas características”, denunció.

“Para ser coherente le hubiera faltado reclamar al Gobierno del PP un nuevo sistema de financiación que garantice la prestación de los servicios públicos esenciales a todos los ciudadanos, hayan nacido en la familia que hayan nacido y vivan en el territorio que viva”, concluyó.

Fernández Díaz

Respecto a la polémica por la intención del PP de colocar en la presidencia de la Comisión de Exteriores a Fernández Díaz, Mario Jiménez señaló que “frente a la algarada y los numeritos, quien al final hizo que los números fueran de una determinada manera para impedir que Fernández Díaz fuera el presidente de esta Comisión fue el PSOE”.

“La algarada está muy bien, los numeritos están muy bien, pero las cosas tienen que conseguirse sin alterar el normal funcionamiento de las cosas y sin reventar los acuerdos básicos que permiten que funcionen las instituciones”, en referencia al acuerdo de reparto de las presidencias de comisiones entre los grupos. “Lo más importante es que Fernández Díaz no es presidente de la Comisión Mixta de la UE ni de la Comisión del Tribunal de Cuentas” y “quien ha resuelto el problema ha sido el PSOE”.