La ley se aprueba en Comisión con los cambios pactados con PNV e izquierda y con el único voto en contra del PP

Carmen Montón: “Hoy asistimos a un avance histórico”

AGENCIAS. La Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados aprobó este jueves, con el apoyo de todos los grupos salvo el PP y la abstención de CiU, el dictamen del proyecto de ley que reforma la legislación sobre el aborto, al que se han incorporado las últimas enmiendas pactadas por el PSOE con el PNV y Esquerra (ERC) e IU-ICV. La nueva ley ha obtenido 21 votos a favor, 16 en contra y una abstención.

Los nacionalistas vascos anunciaron que han cerrado un acuerdo con el PSOE para que la nueva ley obligue a las menores de 16 y 17 años a informar a al menos uno de sus padres o tutores legales su decisión de abortar, salvo que puedan alegar fundadamente que dicha comunicación pueda suponerles "un peligro cierto de violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones, malos tratos o se produzca una situación de desarraigo o desamparo".

Durante su intervención en la Comisión, la representante socialista, Carmen Montón, defendió este acuerdo porque "la capacidad de decidir es de las mujeres jóvenes" y recalcó que la nueva ley "no prohíbe que las menores informen a sus padres".

"Lo normal es que las menores cuenten con sus padres", indicó, pero la norma se ha hecho teniendo en cuanta las situaciones en las que "desgraciadamente" no es así. "Se ha incluido este punto para no poner a esas jóvenes entre la espada y la pared y abocarles a un circuito de clandestinidad que les puede llevar a un aborto legal e inseguro".

La portavoz del PSOE en la Comisión de Igualdad aseguró que bastará con que la menor explique verbalmente ante el médico que su decisión de abortar puede suponer un conflicto en su familia para que no tenga que informar a sus padres.

En la ley, se recoge que las chicas de 16 y 17 años deberán comunicar a sus padres su decisión de abortar salvo que "fundadamente" exista "un peligro cierto de violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones, malos tratos o se produzca una situación de desarraigo o desamparo".

“Pocas leyes han contado con un proceso de elaboración tan profundamente transparente y democrático como este”, dijo Carmen Montón, “se puede decir que es de las leyes más debatidas”, y que “hoy asistimos a un avance histórico”.

En el texto también se ha incluido los acuerdos alcanzados entre los socialistas y ERC-IU-ICV, que regulan la objeción de conciencia de los profesionales, garantizan la educación sexual en todos los niveles educativos de los colegios y que los alumnos de Medicina y Enfermería estudien cómo se realiza un aborto.

Estos acuerdos entre PSOE y la izquierda parlamentaria también incluyen que el Estado financie en parte o en su totalidad los anticonceptivos de última generación y que se elimine la obligación de realizar un segundo informe médico para poder abortar entre las 14 y las 22 semanas de gestación. El proyecto de ley será votada el próximo día 17 en el Pleno del Congreso para ser enviado al Senado antes de las vacaciones de Navidad.